Agentes de la Policía Nacional han detenido a los 29 miembros de un grupo organizado de narcotraficantes y han desmantelado un laboratorio de cocaína en Granollers (Barcelona) donde se adulteraba y preparaba el estupefaciente para su posterior distribución en la comarca del Vallés Oriental. Una operación que se ha desarrollado gracias a un único correo electrónico enviado anónimamente por un ciudadano a antidroga@policia.es en el marco de la denominada Tweetredada policial contra el tráfico de estupefacientes. Tras un año de investigación, la operación ha culminado con el arresto de 29 narcotraficantes y la incautación de 4,5 kilos de cocaína, abundantes precursores y productos químicos,  probetas, balanzas de precisión, prensas hidráulicas, además de  100.000€ en efectivo y tres pistolas de fogueo.

Desde su puesta en marcha en enero de 2012, la Tweetredada contra la droga activada por la Policía Nacional en las redes sociales ha permitido detener a algo más de 420 personas vinculadas con el tráfico de estupefacientes gracias a las informaciones recibidas en los más de 14.000 correos enviados a antidroga@policia.es . Los agentes de la Brigada Central de Estupefacientes son los responsables de analizar con la máxima confidencialidad los datos recibidos y canalizarlos, si procede, a unidades y grupos periféricos para investigaciones policiales que afectan a todas las escalas del tráfico de drogas, desde el menudeo a las grandes redes del crimen organizado.

Un año de investigación: 29 detenidos, 11 registros y un laboratorio

Gracias a la completa información recibida en uno de los correos de la Tweetredada y al año de investigación, la Policía Nacional ha desarticulado a este grupo organizado internacional dedicado a la distribución de cocaína en la comarca barcelonesa del Vallès Oriental. La organización disponía en Granollers (Barcelona) de un domicilio donde almacenaban la droga y que había sido convertido en un auténtico laboratorio en el que se adulteraba la droga, preparándola para su distribución y venta en diversos puntos de Granollers, Canovelles y Les Franqueses del Vallès (Barcelona). En los once registros realizados se han intervenido un total de 4’5 kilos de cocaína, 250 pastillas de Viagra, 100.000 euros en metálico, una máquina electrónica para contar dinero, 3 pistolas de fogueo, 50 teléfonos móviles, así como abundantes precursores y utillaje diverso, entre otros efectos.

Los detenidos integraban un grupo criminal perfectamente organizado y jerarquizado, donde cada miembro tenía asignada una labor y cuyo máximo responsable era un ciudadano español apodado “el gallego”. Junto a él existía un tesorero, dos responsables de almacenar y comercializar el estupefaciente y otros dos encargados de alquilar pisos y vehículos para la ocultación y transporte de la droga.

Para proceder a la completa desarticulación del grupo y a la localización del  laboratorio de adulteración, la operación ha sido desarrollada por distintas unidades y grupo especializados en la lucha contra el narcotráfico, en colaboración con agentes del GOES, efectivos de la UIP y Guías Caninos.

Droga, precursores, dinero y pistolas de fogueo

La investigación ha esclarecido el gran alcance de distribución del grupo criminal desarticulado que repartía la droga en poblaciones de la comarca, principalmente Granollers, Canovelles y Les Franqueses del Vallès. Muestra de ello es la intervención de una máquina electrónica para contar dinero, 100.000 euros en efectivo en billetes de diferente valor facial, cinco ordenadores portátiles, 50 teléfonos móviles y 60 tarjetas de distintas compañías de telefonía móvil, además de abundante documentación bancaria. En los registros se han intervenido también  3 pistolas de fogueo y su munición, 17 llaves vírgenes de varias marcas para hacer copias, televisiones, videoconsolas, siete automóviles y tres motocicletas.

De total de detenidos, 15 son de nacionalidad española, 8 de origen dominicano, 2 pakistaníes, otros 2 marroquíes, uno de nacionalidad ecuatoriana y otro ciudadano chino. Todos ellos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial correspondiente, decretándose el ingreso en prisión provisional para siete de ellos y la libertad provisional con cargos a la espera de juicio para las 22 restantes. 

La operación ha sido desarrollada por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Mataró (Barcelona) y las Secciones de Estupefacientes y Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona, en colaboración con GOES de Barcelona y Zaragoza, agentes de la UIP y Guías Caninos de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña y las Policías Locales de Granollers y Les Franqueses del Vallès (Barcelona).

Entre pieles de bovino, bellotas de hachís o plantaciones de marihuana

En estos dos años, los agentes de la Policía Nacional ha desmantelado pequeños puntos de menudeo de droga, plantaciones de marihuana o interceptado a correos humanos gracias a las informaciones recibidas en el marco de la Tweetredada. Los datos aportados al correo antidroga@policia.es han permitido también  incautación de grandes partidas de droga como los 277 kilos de cocaína oculta entre pieles de bovino que fueron localizadas en un contenedor que fue interceptado en el puerto de Barcelona en enero de 2013. Los agentes tuvieron conocimiento, gracias a uno de estos correos, de la llegada de una partida de droga camuflada entre una carga legal procedente de la República Dominicana y cuya entrega se iba a producir en un polígono industrial de La Muela (Zaragoza) para su posterior distribución en la provincia de Madrid.

Gracias también a las informaciones aportadas en un correo, a finales del pasado julio, dos hombres eran detenidos en el puerto de Almería con más de 200 bellotas de  hachís en el estómago, con un peso aproximado cada una de entre 6 y 7 gramos, en total de 1.400 gramos. Los arrestados viajaban en un barco procedente de Melilla  y pretendían introducir la droga para su posterior distribución en la provincia almeriense.

En agosto del pasado año, la Policía Nacional desmantelaba en Andújar (Jaén) un cultivo y un sofisticado laboratorio de secado de marihuana en el que se incautaron más de 900 plantas y más de 10 kilos de sustancia estupefaciente listos para su comercialización. Una operación policial en la que se detuvo a dos ciudadanos de Reino Unido por un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico. Esta actuación policial fue posible también gracias a la colaboración ciudadana recibida a través de la #Tweetredada.

[iframe width=”490″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/kVUVr5_MW30″ frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.