Una gamberrada de un grupo de niños en Pollença hizo saltar todas las alarmas y activar el protocolo de emergencia en caso de derrumbes.

Sobre las 18 horas de hoy lunes, unos niños se metieron en el antiguo cine de Pollença ubicado en la plaza Major del municipio.

En un momento dado, los menores cogieron un extintor y comenzaron a jugar con el mismo vaciando su contenido. 

El polvo del extintor es de color blanco y muy similar al de una demolición o derrumbe. Muchos vecinos vieron salir por la ventana un intenso humo blanco y, rápidamente, llamaron a los equipos de emergencia anunciando que se había producido un derrumbe en el edificio vacío. 

Con suma rapidez, Bombers de Mallorca, Policía Local de Pollença, Guardia Civil, ambulancias del SAMU-061, técnicos del Seib-112 y hasta el alcalde del municipio se dirigieron hasta el lugar para interesarse por lo ocurrido y auxiliar a posibles víctimas. 

Finalmente, se descubrió que todo había sido una gamberrada de unos niños. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.