«Yo me reía de la gente y decía que eran gilipollas los que atravesaban las rotondas y mira, ahora me ha pasado a mi». Así de claro y rotundo se mostraba el joven conductor de un vehículo que circulaba, en la madrugada de hoy, por la autovía Manacor-Palma.

Al parecer, el joven conductor había ingerido una importante cantidad de alcohol (tres veces más de la permitida) y circulaba por la citada vía dirección Palma. Al llegar a la rotonda de Moldemón, el varón no la vio y la atravesó literalmente volcando el turismo. 

En un principio, tanto el conductor como su acompañante, salieron del vehículo y se dieron a la fuga, pero varios testigos indicaron a la Guardia Civil de Tráfico por donde habían huido y fueron interceptados con rapidez. 

El conductor arrojó una tasa de alcohol que triplicaba la permitida y será sancionado por ello. 

Hasta el lugar del suceso se desplazaron varias ambulancias del SAMU-061, personal de Carreteras y agentes de la Guardia Civil de Tráfico. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la clavícula y fue trasladado al hospital. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.