“Yo me reía de la gente y decía que eran gilipollas los que atravesaban las rotondas y mira, ahora me ha pasado a mi”. Así de claro y rotundo se mostraba el joven conductor de un vehículo que circulaba, en la madrugada de hoy, por la autovía Manacor-Palma.

Al parecer, el joven conductor había ingerido una importante cantidad de alcohol (tres veces más de la permitida) y circulaba por la citada vía dirección Palma. Al llegar a la rotonda de Moldemón, el varón no la vio y la atravesó literalmente volcando el turismo. 

En un principio, tanto el conductor como su acompañante, salieron del vehículo y se dieron a la fuga, pero varios testigos indicaron a la Guardia Civil de Tráfico por donde habían huido y fueron interceptados con rapidez. 

El conductor arrojó una tasa de alcohol que triplicaba la permitida y será sancionado por ello. 

Hasta el lugar del suceso se desplazaron varias ambulancias del SAMU-061, personal de Carreteras y agentes de la Guardia Civil de Tráfico. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la clavícula y fue trasladado al hospital. 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.