Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de un aparatoso accidente registrado entre las rotondas de Carrefour y Mercapalma.

Al parecer, un conductor ebrio, por causas que se desconocen realizó un giro de sentido en una zona prohibida. Lo peor del caso es que a menos de 200 metros tenía una rotonda donde lo podía haber realizado de manera correcta.

En el momento que realizó el giro prohibido, una chica que regresaba de trabajar que circulaba en sentido contrario lo embistió lateralmente provocando el vuelco. A consecuencia de la colisión, un tercer vehículo también se vio afectado.

Rápidamente, agentes de la Policía Local de Palma y de la Guardia Civil acudieron al lugar del suceso y se hicieron cargo del auxilio de las víctimas.

Lo más curioso del caso fue ver al conductor borracho corriendo y haciendo flexiones en el arcén para tratar de bajar la borrachera.

Una ambulancia condujo a la víctima hasta un centro hospitalario.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.