El juez de guardia ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza para el ciudadano marroquí acusado de apuñalar, hasta en cuatro ocasiones, a su compañero en el hotel Son Julià de Llucmajor.

Al parecer, víctima y agresor, eran compañeros de trabajo y sin venir a cuento, el marroquí cogió un cuchillo y le asestó cuatro puñaladas. Tres de ellas, las más importantes fueron en la cabeza, espalda y brazo.

Una ambulancia del SAMU-061 se llevó al herido hasta Son Espases y su estado es grave.

El agresor huyó del lugar y tanto la Guardia Civil como la Policía Local de Llucmajor iniciaron una batida por la zona para tratar de localizarlo. El marroquí, al verse atrapado, se entregó en la Policía Local.

El agresor parece ser que quería unas vacaciones y que la víctima, al no ser su jefe, no podía dárselas. Tras más de 20 minutos de insultos y descalificaciones sin que la víctima le dijese nada, le agredió brutalmente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.