La delegada de Urbanismo, Catalina Riera, y el delegado de Educación del Ayuntamiento de Manacor, Roberto Flores, visitaron el pasado el jueves las obras de reforma que se están ejecutando en la guardería municipal de Manacor, situada en la calle Solimán, 14.

El patio de la guardería se encuentra dividido en dos partes. La zona norte pavimentada en hormigón y la zona sur sin. Esta última, en su momento, era una superficie con arena, que hace tiempo está sucia y con vegetación. El patio en cuestión no tiene salida de agua pluvial, a pesar de contar con un conducto que se encontraba en desuso. El patio también tenía algunos elementos obsoletos que recomendaban su retirada: Una caseta destinada a la bomba del aljibe, un aljibe y un depósito de gasoil. Hace unos días se iniciaron obras de mejora. El proyecto de reforma contempla transformar la zona no pavimentada de manera que quedará distribuida en tres partes. La más cercana al edificio será de pavimento de caucho continuo, la intermedia se destinará a arenero, con una zona perimetral de suelo de hormigón pulido, y la tercera se destinará a huerto. En la zona de arenero y de huerto esta previsto colocar como elemento delimitador un tablón de madera de pino tratada con aristas redondeadas para evitar golpes de los niños con las aristas. Las mejoras también prevén conectar el tubo existente para la salida de las aguas pluviales con una prolongación y una canaleta con rejilla de acero galvanizado. El presupuesto total de la reforma es de 18.820,79 euros IVA incluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.