Don Luis Aragonés, conocido como ‘zapatones’ o el ‘sabio de Hortaleza’ ha fallecido. La trágica noticia llegaba, a primera hora de la mañana de hoy sábado, desde la Clínica Centro de Madrid. 

El extrenador del Real Mallorca y exseleccionador nacional, entre otros cargos, nos ha dejado a los 75 años.

Luis Aragonés fnació en el barrio madrileño de Hortaleza el 28 de julio de 1938, empezó jugando en el colegio de los jesuitas de Chamartín y posteriormente pasó al Club Getafe Deportivo, actual Getafe Club de Fútbol, hasta 1958, año en el que fichó por el Real Madrid CF. Con el equipo blanco no dispone de oportunidades, y finalmente es cedido durante las siguientes temporadas a cuatro equipos: Real Club Recreativo de Huelva, Hércules CF, Úbeda Club de Fútbol y Plus Ultra, actualmente Real Madrid Castilla.
A mediados de la temporada 60-61 empieza a jugar en calidad de cedido en el Real Oviedo, equipo con el que debuta en la Primera División de España el 11 de diciembre de 1960, en el partido Real Club Deportivo Mallorca 1-0 Real Oviedo. Con este club juega hasta final de temporada. En la temporada siguiente ficha por el Real Betis Balompié, desvinculándose del Real Madrid. Aragonés no llegó a debutar nunca con el Real Madrid CF en partido oficial. Con el Real Betis Balompié juega tres temporadas disputando 82 partidos de Liga en los que marca 33 goles.
En 1964 se incorpora al Club Atlético de Madrid. En ese club jugaba como interior derecho erigiéndose en el cerebro organizador del ataque rojiblanco. Aragonés, cuyo juego y visión fue mejorando año tras año, también llegó a ser un gran especialista en tiros de falta y penaltis. En su primera temporada en el Atlético consiguió una Copa del Rey de Fútbol y quedó segundo en el campeonato de Primera División Española. Al año siguiente Luis conseguiría su primera liga en Primera. En los siguientes años consiguió otras dos Ligas y otra Copa del Rey de Fútbol. En la temporada 1969-1970 obtuvo el Trofeo Pichichi, al máximo goleador de la Liga, compartido con Amancio Amaro y José Eulogio Gárate; los tres anotaron 16 goles.
En la final de la Copa de Europa que el Club Atlético de Madrid disputó contra el FC Bayern de Múnich en el Estadio Heysel de Bruselas (actual Estadio Rey Balduino) el 15 de mayo de 1974, Luis adelantó al equipo rojiblanco en el marcador con un tiro de falta directa, con una maestría tal que al momento en que el balón superó la barrera ya supo que era imparable y se volvió hacia el centro del campo con la mano derecha en alto, festejando. A pesar del gol de Aragonés el equipo alemán empató el partido, y dos días después se celebró el desempate, que ganó el FC Bayern de Múnich por 4-0.

En la temporada siguiente (74-75) el Club Atlético de Madrid le ofrece ser el entrenador del equipo. Luis Aragonés, que esa temporada había jugado seis partidos de Primera División de España, decide retirarse como futbolista e iniciar su carrera como entrenador. Sustituyó en el banquillo a Juan Carlos Lorenzo en la jornada 10. Finalmente, el Club Atlético de Madrid disputa la final de la Copa Intercontinental ante Club Atlético Independiente debido a que el FC Bayern de Múnich no quiso presentarse a ésta por los problemas políticos en los que estaba sumida Argentina. Así el Club Atlético de Madrid juega la final de la Copa Intercontinental en 1975, y la gana gracias los goles de Javier Irureta y Ayala, siendo el único equipo europeo que ha ganado este torneo sin haber sido Campeón de Europa. Consigue ganar la Copa Intercontinental, al poco tiempo de iniciar su andadura por el banquillo rojiblanco. En 1976 gana la Copa del Rey de fútbol y un año más tarde gana su única Primera División de España como entrenador. Al finalizar la temporada 77-78 abandona el banquillo rojiblanco. Aunque en la temporada siguiente entrena al equipo durante unas pocas jornadas (desde la jornada 6 a la 9). En la temporada 79-80 vuelve a entrenar al Club Atlético de Madrid desde la primera jornada de la Primera División de España, aunque los malos resultados no le permiten finalizar la temporada.
En 1981 empieza a entrenar al Real Betis Balompié, aunque solo estuvo en el banquillo verdiblanco la primera jornada de Primera División de España, en la que el Real Betis Balompié perdió por dos goles a uno ante el Real Racing Club de Santander. En la temporada siguiente (82-83) vuelve al Club Atlético de Madrid. Consigue ganar una Copa del Rey de Fútbol y una Supercopa de España, siendo esta la primera Supercopa conseguida por el club. Permanece en el banquillo rojiblanco cuatro temporadas consecutivas, hasta el final de la temporada 85-86, aunque en la temporada siguiente vuelve a entrenar al equipo a mitad de campeonato sustituyendo a Martínez Jayo. En la temporada siguiente el Fútbol Club Barcelona se hace con sus servicios para sustituir a Terry Venables, que fue destituido al encadenar tres derrotas consecutivas, en la quinta jornada de Primera División de España. Luis Aragonés consigue ascender al equipo desde los puestos de abajo hasta los primeros puestos. Además esa temporada Aragonés consigue que el equipo gane la Copa del Rey de Fútbol.
Después de entrenar una temporada al RCD Espanyol de Barcelona regresa de nuevo al banquillo del Club Atlético de Madrid en 1991. Permanece como entrenador del equipo dos temporadas, y en ese periodo el Club Atlético de Madrid consigue hacerse con otra Copa del Rey de Fútbol. En 1993 ficha por el Sevilla Fútbol Club, con el que consigue buenos resultados en las dos temporadas que permanece en el equipo. En 1995 ingresa en el Valencia CF, equipo con el que obtiene un subcampeonato de Primera División de España en su primera temporada. Después de estar otra temporada en el banquillo valencianista, con no muy buena suerte, regresa al Real Betis Balompié para dirigir al equipo en la temporada 97-98.
La temporada siguiente entrena al Real Oviedo, y una temporada más tarde al Real Club Deportivo Mallorca, donde realiza un buen trabajo, ya que el equipo consigue quedar tercero en la Primera División de España, mejor puesto en la historia del club igualando el tercer puesto conseguido dos temporadas atrás, consiguiendo el récord de puntuación del equipo balear en toda su historia en la máxima categoría. El último partido de Luis Aragonés en el banquillo del Real Club Deportivo Mallorca fue, casualmente, contra el Real Oviedo y el resultado fue de 4-2 para el Mallorca, y el equipo ovetense descendió a 2ª División.
En la temporada 2001-02 vuelve de nuevo a entrenar al Club Atlético de Madrid, con el que consigue el ascenso a la Primera División de España. Permanece con el equipo rojiblanco otra temporada más, esta vez en la Primera División de España.
Al año siguiente regresa al banquillo del Real Club Deportivo Mallorca, consiguiendo la permanencia del equipo y alcanzar los octavos de final de la Copa de la UEFA. El Real Club Deportivo Mallorca fue el último club español dirigido por el Sabio, antes de ser seleccionador nacional. Luis Aragonés ha dirigido un total de 757 partidos de la Primera División de España.
En 2004 ingresa en la Real Federación Española de Fútbol para ser el seleccionador de Selección nacional de fútbol de España, debutando en el banquillo de la selección con victoria por 3 a 2 en un encuentro amistoso contra Venezuela, celebrado en el Estadio de Gran Canaria de Las Palmas de Gran Canaria el 18 de agosto de ese mismo año. En junio de 2006 participó en el Mundial de Alemania, donde la Selección española es eliminada en octavos de final ante Francia. En julio de 2008 y tras ganar con España la Eurocopa 2008 disputada en Austria y Suiza, Luis abandona la Selección nacional de fútbol de España para fichar por el Fenerbahçe SK de Turquía para las temporadas 2008-2009 y 2009-2010. Luis Aragonés se convirtió en el técnico más veterano en ganar un Campeonato de Europa de naciones (Eurocopa). En enero de 2009 es elegido mejor seleccionador nacional del año 2008 por la IFFHS, con el aval de la FIFA. De esta manera se convirtió en el primer español en obtener dicho galardón.
En junio de 2009 decide rescindir el contrato que le une con el Fenerbahçe SK, al cual estaba atado hasta 2010. El 29 de septiembre de 2011, Lorenzo Serra Ferrer le ofrece la oportunidad de dirigir al RCD Mallorca de nuevo, pero este declina la oferta. Finalmente, anuncia su retirada en diciembre de 2013.
Falleció en la clínica Cemtro de Madrid el 1 de febrero de 2014 después de una larga enfermedad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.