Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación indoor de 223 plantas de marihuana ubicada en una vivienda de Almería. En la operación han sido detenidos cuatro integrantes de un clan familiar, considerado uno de los principales grupos de distribuidores de estupefaciente al menudeo de la capital almeriense. Utilizaban tres viviendas con puertas y ventanas especialmente reforzadas para vender heroína, cocaína y marihuana y cultivar la plantación indoor desmantelada.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre a raíz de diversas  informaciones que apuntaban a un grupo, todos ellos miembros de un clan familiar y dedicados a la venta de droga. Tras varias gestiones los investigadores constataron que el grupo utilizaba tres viviendas en la barriada del Puche de Almería, desde donde llevaban a cabo la distribución de heroína, cocaína y marihuana. Uno de los domicilios se usaba principalmente como almacén para la droga, mientras que en otro de ellos disponían de una importante plantación de marihuana.

“Contrataban” a toxicómanos para labores de vigilancia

El grupo, que estaba dirigido por una mujer, era considerado uno de los principales proveedores de estupefacientes al menudeo de la ciudad. Los arrestados contaban con numerosos “aguadores”, toxicómanos de la zona a los que, a cambio de realizar labores de vigilancia y captación de clientes por las calles adyacentes, les proporcionaban dosis diarias de droga.

Unas viviendas tipo “búnker”

Una vez se obtuvieron las evidencias suficientes de la actividad ilícita que se desarrollaba en el interior de la viviendas, agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad asaltaron de madrugada los inmuebles. Los agentes se encontraron con múltiples dificultades para acceder a las viviendas ya que tanto las puertas como las ventanas habían sido reforzadas con rejas y barras de hierro. En el interior de una de las casas hallaron 223 plantas de marihuana con un peso de unos 53 kilogramos. Dicha vivienda estaba perfectamente acondicionada para el óptimo crecimiento de las plantas. La instalación contaba con todos los elementos de ventilación, producción de temperatura,  riego y climatización. También han sido intervenidas 20 papelinas de base de cocaína, 9 gramos de heroína, 38 gramos de hachís, algunos comprimidos de metadona, más de 3.500 euros en efectivo, potentes lámparas, fertilizantes, equipos extractores y otros elementos empleados para acelerar el desarrollo de las plantas de cannabis sativa. 

La investigación ha sido realizada por el grupo de Policía Judicial y la UPR de la Comisaría Provincial de Almería, quienes han contado con la colaboración de agentes del GOES  de Málaga en el momento de efectuar la entrada y registro en los domicilios. Esta es la segunda plantación de marihuana desmantelada en menos de una semana por la Policía Nacional en Almería capital, con un total de casi 450 plantas intervenidas arrojando un peso de 100 kilogramos.

[iframe width=”490″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/OegjfVsYnRY” frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.