La Policía Nacional ha procedido a la detención de  dos españoles menores de 16 y 17 años, por su presunta autoría en 2  robos con fuerza en domicilio y uno en establecimiento, situadps en la  barriada de S´Hostalot, así como a dos mayores de edad también de  nacionalidad española, como presuntos autores de un delito de  receptación de los efectos sustraídos. La investigación se venía desarrollando desde mediados del mes de enero  del presente año, cuando se detectaron diversos robos cometidos en un  reducido espacio geográfico y temporal, todos ellos en la barriada de  S´Hostalot. En uno de los domicilios sustrajeron dos bicicletas, valoradas en  4980EUR, que fueron recuperadas por la policía posteriormente en una  casa abandonada de las cercanías, y en el segundo domicilio lograron  hacerse con una guitarra acústica, un Llaud, una guitarra eléctrica,  varios cascos de música y diverso cableado, valorado todo ello en 5000EUR. Fruto de las gestiones e inspecciones oculares en las viviendas  violentadas, se procedió a la detención de uno de los menores  autor  material de los hechos, siendo a partir de ese momento cuando se  descubrió la participación de los restantes encartados. Los autores menores de edad, accedieron a la viviendas escalando el muro  perimetral de dos metros y medio aproximadamente, para una vez en el  interior elegir los efectos de más valor, sustraerlos y esconderlos en una vivienda abandonada próxima al domicilio de uno de los menores, para  darles salida, aprovechando el momento en el que ningún viandante o  vecino pudiera ser testigo. Para transportar los efectos y posteriormente proceder a su venta en los  establecimientos de compraventa de segunda mano, los menores de edad  contactaron con los otros dos encartados, con numerosos antecedentes  policiales, los cuales transportaron parte de los efectos en un  vehículo, propiedad de uno de ellos, hasta un conocido establecimientos  de compraventa de Palma, donde valiéndose de su mayoría de edad  vendieron varios instrumentos sustraídos. Los funcionarios policiales procedieron a la intervención de dichos  efectos, recuperando por otro lado parte del botín que guardaba otro de  los menores en el domicilio de un familiar, para finalmente ser  entregados a sus legítimos propietarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.