La Guardia Civil ha finalizado una investigación iniciada unos meses atrás en la que se investigaban una serie de hurtos al descuido de teléfonos móviles de última generación en la zona de S’ Arenal de Llucmajor.

Como resultado de la misma se procedió a la detención de una persona como autora de los hechos, así como la imputación de otra como receptadora de los objetos robados. Estos artículos tuvieron salida a través de una tienda de compra venta y reparación de artículos de segunda mano de la localidad de Palma Mallorca.

Tras las inspecciones realizadas se intervinieron un total de 52 teléfonos móviles y varios ordenadores portátiles. La investigación continúa abierta y no se descartan otras detenciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.