La Guardia Civil ha detenido a dos hombres de nacionalidad rumana de 36 y 41 años de edad como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

Los detenidos sustrajeron de una finca de Marratxí 300 catalizadores usados desmontados de vehículos, que tras un proceso químico en distintas fases de tratamiento, extrajeron los metales nobles que estos aparatos llevan, como son platino, rodio y paladio.

Una vez extraídos los metales de más valor vendieron las carcasas de acero a una empresa de reciclaje de Palma de Mallorca. El valor total de los catalizadores sustraídos se calcula en unos 20.000 €.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.