El Comité de Árbitros en su página web oficial lo tiene muy claro y tacha de “delincuente” al padre de un jugador del CD.Manacor que, en la tarde del sábado, saltó al terreno de juego y agredió brutalmente por la espalda a un árbitro de tan solo 20 años y que comenzó en el mundo del arbitraje hace menos de dos años.

 En el minuto 53 de partido (CD.Manacor-Atco Baleares) de cadetes, un jugador del equipo local cae al suelo y se quejaba de un dedo. El árbitro se acercó para interesarse por el chaval cuando, de repente y por la espalda, el padre del jugador le propinó un puñetazo tirándolo al suelo. Una vez que el ‘delincuente’, como le llama el Comité de Árbitros en su web,  consumó su agresión salió huyendo del lugar para no ser interceptado por la Policía Nacional.

El colegiado, que en todo momento estuvo ayudado por el delegado de campo, requirió la presencia de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y suspendió el partido.

Los agentes tienen identificado perpectamente al agresor y están esperando que se interponga la denuncia y que el árbitro aporte el parte médico para personarse en el domicilio del autor de la agresión e ‘invitarle’ a que acuda a dependencias policiales para tomarle declaración. En el caso que el parte facultativo presentase algún tipo de lesión de mayor importancia sería detenido y puesto a disposición judicial ante los juzgados de Manacor.

El mundo del deporte balear ha condenado esta agresión y son muchos los mensajes de apoyo que está recibiendo el colegiado. De hecho, las redes sociales no cesan de cargar contra el padre del jugador al que catalogan de cobarde, entre otras muchas cosas. 

La web oficial del Comité de Árbitros ha difundido una fotografía con la cara del agresor, al que ellos llaman delincuente y que ha sido difundida entre varios medios de comunicación.

 

Texto íntegro publicado en la web del Comité Balear de Árbitros de Fútbol

Y ya van……!!!! ¿Cuántas agresiones más debemos tolerar los árbitros?
Esta semana se ha juzgado a un portero de discoteca de Eivissa por matar de un puñetazo a un joven. Pues eso podría haber pasado en el partido Manacor – Baleares de cadetes de este pasado sábado ya que el padre de uno de los jugadores locales, pasado el minuto 50, saltó al campo y propinó un puñetazo al árbitro de turno.
Nuestro compañero tuvo que suspender el partido y acudir a un centro médico debido a las secuelas de la agresión. Una vez más nuestro fútbol balear es noticia por una agresión a un joven colegiado. Ánimos Fede y esperemos que los comités de competición actúen en consecuencia y que los jueces de la jurisdicción ordinaria condenen al delincuente como se merece.
Desde arbitraje balear mandamos muchos ánimos a nuestro compañero y deseamos que se recupere física y anímicamente. En cuanto al agresor…. nos reservamos nuestra opinión sólo deseamos que se haga justicia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.