Inca es uno de los municipios con un nivel de seguridad ciudadana más elevados de la comunidad y se encuentra por encima de la media nacional. Así lo refrenda el hecho de que el número de delitos registrados en el municipio el pasado año descendió un 15% y un 14% el número de denuncias por faltas.

Estas cifras se han puesto de manifiesto hoy en el transcurso de la Junta Local de Seguridad que han presidido conjuntamente el alcalde, Rafel Torres y la delegada del Gobierno, Teresa Palmer. En este encuentro han participado una representación de los mandos de la Policía Local y la Guardia Civil.

Tras el encuentro se ha puesto de manifiesto que Inca es uno de los municipios donde más y mejor funciona la coordinación entre la Policía Local y la Guardia Civil. En buena parte a esta colaboración se atribuye los buenos resultados en materia de seguridad. De hecho Torres Palmer han asumido el reto de incrementar esta ayuda mutua especialmente en materia de información para optimizar aún más los recursos humanos y materiales.

El encuentro ha servido para tratar diferentes cuestiones que preocupan como el tráfico de drogas que se ha reducido de forma muy importante. En este punto el pasado año se dieron golpes muy importantes en el municipio para desmantelar redes de distribución de grandes proveedores de drogas y se mantiene la vigilancia constante.

También se han tratado otros temas como los robos en rústica que se han registrado últimamente y para los que la Guardia Civil ha montado un dispositivo especial de vigilancia. También se mantiene vigilancia los jueves de mercado en referencia a los carteristas, cuya presencia se ha reducido muchísimo.

Tanto Torres como Palmer han lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y han recalcado que no se bajará la guardia y se continuará trabajando para reducido aún más los casos de delincuencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.