En su doble propósito de favorecer la máxima simplificación administrativa y unificar en un solo texto la normativa, el Govern ha presentado esta mañana la primera Ley del Juego y Apuestas de Baleares. Asimismo, la Conselleria de Economía y Competitividad trata de adaptar, con su nuevo texto, la normativa a la realidad actual del sector y atender sus demandas.

Hasta la fecha, las Islas constituyen la única Comunidad que, a pesar de tener la competencia exclusiva en materia de casinos, juegos y apuestas, todavía no dispone de una ley autonómica. La competencia en materia de juego se ejerce a través de una normativa muy dispersa, de diferentes decretos y órdenes, además de determinados artículos en otras leyes transversales.

Para el conseller de Economía y Competitividad “el sector del juego es un sector económico más, que necesita de un marco jurídico para poder actuar en un entorno competitivo, genera ingresos relevantes para nuestra comunidad, mueve riqueza, y crea empleo; hay que regularlo”

Por otro lado, existen nuevas modalidades de juegos y apuestas, que han surgido merced a los avances electrónicos y telemáticos de los últimos años, que ahora se incorporarán al marco legislativo. Así, la Conselleria de Economía y Competitividad ha elaborado un borrador de Ley del Juego y Apuestas, que recoge en una sola norma toda la regulación sobre esta materia, dando entrada a las nuevas tecnologías y a las nuevas modalidades de juego y apuestas.

“Presentamos el borrador del texto a todos los sectores vinculados, grupos parlamentarios e instituciones para que hasta el 3 de marzo nos presenten aportaciones. Durante todo el mes de marzo debatiremos con todas las partes las propuestas que han hecho, veremos su idoneidad y el 31 de marzo empezará el trámite administrativo de la Ley, durante el cual las partes podrán presentar a alegaciones”, ha expuesto el consejero de Economía y Competitividad.

Los principios en que se basa el anteproyecto de Ley propuesto son la transparencia, la protección de los menores y los sectores más vulnerables, la prevención de perjuicios a terceros y la garantía de pago de los premios. En este sentido, el conseller García ha referido que “se han incorporado las demandas del sector y también las de la asociación que lucha contra la ludopatía, vamos a amparar al menor y a aquella persona que tiene una adicción, creamos el concepto de juego responsable”.

El texto presentado hoy regula los principios generales para todo el sector: actividades de juego y apuestas, empresas, locales, personas que intervienen en la gestión, explotación y práctica de los juegos y apuestas, así como las advertencias de las posibles consecuencias por el uso abusivo del juego.

Como novedad, destacar la inclusión de los locales de apuestas en el listado de establecimientos que podrán ser autorizados para la práctica del juego y apuestas. Se trata de los llamados “corners”, en los cuales se apuesta una cantidad de dinero a un resultado de un acontecimiento a celebrar (partido de fútbol, carreras de coches, de caballos, etc.)

Las apuestas también se podrán llevar a cabo en casinos, bingos y salones de juego, además de en los propios locales de apuestas, pero no en establecimientos hosteleros.

En materia de casinos se introduce como novedad la posibilidad de autorizar la apertura y funcionamiento de una sala accesoria por cada casino autorizado, siempre que cumpla con los requisitos y condiciones que se establecerán reglamentariamente.

La Conselleria de Economía y Competitividad propone una nueva regulación en la constitución de avales por parte de las empresas del sector, para clarificar la normativa actual y poder afrontar las fianzas no sólo por el pago de los premios y las sanciones, sino también por el pago de las obligaciones tributarias en materia de juego.

En el apartado de los derechos de los usuarios, jugadores o participantes en juegos y apuestas, la Ley presta especial atención a la protección de los menores y de los incapacitados legal y/o judicialmente, a quienes se les prohibirá la entrada en los establecimientos en los que se desarrollen juegos y apuestas. Tampoco podrán practicar ningún tipo de juego de suerte, envite o azar, ni participar en apuestas, ni emplear máquinas de juego con premio. El borrador del anteproyecto especifica que se podrán establecer otras limitaciones especiales de acceso y práctica de juegos y apuestas.

En este apartado se incorpora la obligación de los salones de juego y apuestas a solicitar el DNI a los usuarios. De este modo, se extiende una obligación que hasta ahora sólo afectaba a bingos y casinos. Cuando entre en vigor la futura Ley del juego, los establecimientos mencionados tendrán que comprobar que los usuarios no figuran en el Registro de Prohibiciones de Acceso.

El texto prevé igualmente la regulación de las partidas de bingo en el sector hostelero e incorpora la posibilidad que se puedan celebrar puntualmente partidas de bingo tradicional o “quines” por Navidad y durante las fiestas patronales, así como aquellas que de manera puntual realicen entidades benéficas, deportivas, culturales o sociales, sin ánimo de lucro. Para todos estos casos se establecerán en un reglamento los requisitos y condiciones para poder ser autorizadas.

La directora general de Comercio y Empresa, Lourdes Cardona, se ha referido a esta regulación diciendo “contemplamos la autorización puntual de partidas de bingo en Navidad, en hoteles o asociaciones o clubes sin ánimo de lucro como los de la tercera edad. Dejamos la puerta abierta para que se pueda reglamentar y, tributando lo que tengan que tributar, se puedan ejecutar determinadas partidas en fechas concretas”

Finalmente, la disposición derogatoria anulará aquellas figuras contrarias a los principios de la Ley, como el juego de promoción del trote, la llamada Promotrot. La derogación viene motivada por la disolución de los consorcios del juego hípico, que gestionaban las apuestas hípicas externas; porque la adjudicación de la explotación de los juegos finalizó en julio de 2008 y no se prorrogó ni se abrió un nuevo concurso; porque el nuevo marco normativo no contemplará las interconexiones de máquinas en bares ni establecimientos de hosteleria; y porque la concesión por concurso vulnera el principio general de autorización previa establecido en el borrador de la Ley del Juego.

En el caso de las apuestas hípicas, o Lototrot, éstas se podrán canalizar a través de las apuestas deportivas previstas en el texto presentado hoy y que está abierto a propuestas del sector, partidos políticos y entidades locales. Tras la presentación del borrador en rueda de prensa siguen reuniones del conseller Joaquín García y la directora general Lourdes Cardona con los grupos parlamentarios ‘popular’, socialista y Més; representantes de consells insulares y ayuntamientos, así como todas las asociaciones vinculadas al sector, desde empresariales hasta de jugadores.

Economía y Competitividad recogerá propuestas de mejora hasta el 3 de marzo. Posteriormente se estudiará su incorporación al anteproyecto de Ley, que después iniciará su tramitación administrativa habitual, antes de su aprobación definitiva en el Parlament de les Illes con el máximo consenso posible. De forma paralela a la tramitación administrativa, la Conselleria elaborará los reglamentos necesarios para el desarrollo de la Ley.

El sector del juego en las Islas agrupa, a día de hoy, 93 salones de juego, cinco bingos, tres casinos y un parque de 4.164 máquinas de tipo B, que generan, aproximadamente, unos 525.000 euros en tasas administrativas y unos 32 millones de euros en tasas fiscales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.