El Ayuntamiento de Inca pondrá en marcha el próximo miércoles algunos cambios en la zona de So na Monda destinados a facilitar el tráfico en esta barriada.

El alcalde, Rafel Torres, acompañado por el mayor Baltasar Perelló, ha presentado hoy estos cambios. Las modificaciones no son numerosas, pero cambian de forma importante los hábitos de tráfico en la zona. Por este motivo se ha llevado a cabo una campaña informativa a los vecinos.

Los cambios afectarán, por una parte, la calle Joan Miró, uno de los principales ejes viarios de la barriada. A partir de ahora pasará a ser de dirección única desde la calle de Sa Culebra hasta la calle de Chopin, en este mismo sentido. Los aparcamientos se mantendrán como hasta ahora en cada parte de la calle. La calle de Pío X mantendrá la dirección única, pero girará el sentido para salir a la calle de Formentor.

El tercer afectará a la calle de Pío X, que también tendrá dirección única en el tramo desde la calle de Formentor hasta la calle de Chopin. En este caso se han tenido que hacer algunos pequeños cambios en la regulación de los aparcamientos para mejorar la fluidez del tráfico.

La calle de Chopin también verá cómo cambia el tráfico. El primer tramo entre la avenida de Lucas y la calle de Pío XII será de dirección única. El segundo tramo hasta la esquina con Joan Miró será de doble dirección.

Estos cambios vienen motivados por las peticiones efectuadas por los propios residentes en la zona, que han visto incrementar el tráfico en este ruedo los últimos años, sobre todo a partir del incremento de la matrícula en la Escuela Oficial de Idiomas, ubicada en la Instituto Pau Casesnoves. El alcalde, Rafel Torres, indicó que hoy se ha reunido con los vecinos de la zona para terminar de hacer algunos cambios como el que afecta a la calle de Chopin.

Otro de los aspectos que preocupaba a los vecinos es la falta de aparcamientos. Torres ha explicado que se mantienen negociaciones para poder utilizar dos solares de la barriada como estacionamiento, con una capacidad total de más de 250 plazas. Uno de los solares estaría ubicado justo en frente del Instituto Pau Casesnoves y el otro, detrás, justo en la calle del Obispo Morro.

Torres no ha descartado que si estos cambios no son suficientes se puedan hacer otros nuevos. Torres ha recalcado que la reforma es fruto de la reflexión y de escuchar a los vecinos. También expuso que espera que los vecinos se habitúan pronto porque es la opción más cómoda.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.