Prácticamente la totalidad de los vehículos controlados por los policías locales del sureste de Mallorca llevaban los sistemas de retención infantil de manera correcta, según los datos obtenidos en la campaña de control de estos sistemas de seguridad hecha a principios de mes coincidiendo con la vuelta al colegio, por el Consell de Coordinación de Policías Locales del Sureste de Mallorca. Según los datos recogidos, el 83,8% de los turismos controlados y el 93% de las motocicletas y ciclomotores circulaban con los sistemas de retención infantil de manera correcta. Los policías locales del Consell de Coordinación del Sureste de Mallorca, que engloba nuevo municipios: Manacor, Sant Llorenç, Artà, Capdepera, Son Servera, Felanitx, Campos, Santanyí y Ses Salines, hicieron controles informativos, preventivos y disuasorios sobre los sistemas de retención infantil en los vehículos para mejorar la seguridad de los más pequeños. Así, se inspeccionaren un total de 1.509 turismos y 14 motocicletas. Las inspecciones dieron como resultado que, del total de coches, 1.266 vehículos circulaban de manera correcta (es decir, el 84%), y 243 presentaban alguna irregularidad, como: falta de asiento de retención, en 81 casos; sistema de seguridad no adecuado al peso o talla del niño, 19 casos; pasajero sin cinturón de seguridad, en 136 casos, y 7 que llevaban el asiento de retención no homologado. Respecto a las inspecciones realizadas a motocicletas y ciclomotores con menores como pasajeros, se controlaron 14, y se comprobó que 13, el 93%, circulaban de manera correcta, mientras que sólo en un caso el pasajero no llevaba el casco de seguridad o lo llevaba de manera incorrecta. Otros elementos que se inspecciona eran si el pasajero viaja sentado en un lugar no permitido, si el conductor no tiene la edad permitida para llevar pasajero o si el pasajero es menor de 7 años, pero no se detectaron más irregularidades. Los municipios de este Consell acordaron la realización de un cronograma de acciones conjuntas en los meses de invierno, que comprende varios tipos de acciones, tales como controles de los sistemas de retención infantil en vehículos; controles preventivos en zonas rurales y urbanizaciones de veraneo; campañas de control de vehículos abandonados; control de animales de compañía y campañas de vigilancia en mercados municipales. Estas acciones las hacen los miembros de las policías locales adscritas a cada municipio con la coordinación del Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares (ISPIB), que depende de la Conselleria de Administraciones Públicas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.