El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, se ha reunido esta mañana en Bruselas con el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, para trasladarle la oposición rotunda de los ciudadanos y administraciones de las Islas Baleares a los diferentes proyectos de prospecciones petrolíferas que afectan al archipiélago.

Al finalizar la reunión, el conseller Biel Company, que ha estado acompañado de la eurodiputada Rosa Estaràs, y de los presidentes de los consejos insulares de Ibiza, Vicent Serra, y Formentera, Jaume Ferrer, entre otros representantes de las Islas Baleares, ha explicado que también han solicitado a Janez Potocnik que “la Comisión Europea estudie la posibilidad de que los diferentes proyectos de prospecciones sísmicas sean sometidos a una evaluación de impacto ambiental transnacional” dado que “el Mediterráneo es un mar cerrado y que sus consecuencias afectarían no sólo a las Islas Baleares sino también a otros Estados miembros de la UE y del norte de África”.

En este sentido, la delegación también ha explicado al comisario europeo que “las Islas Baleares solicitarán al Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Alimentación y al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la necesidad de que todos los proyectos se incluyan en un único plan y que se sujeten a una evaluación ambiental estratégica conjunta”, tal como se acordó en el pleno de 30 de enero de la Comisión Balear de Medio Ambiente, órgano ambiental sustantivo de las Islas Baleares.

Los representantes de las Islas Baleares han dejado claro a Janez Potcnik que se hará todo lo posible para que, por vía legal, las prospecciones no se lleven a cabo y le han recordado que el Govern, a través de la Comisión de Medio Ambiente, ya ha emitido informes negativos sobre los tres proyectos de prospecciones petrolíferas consultados. Por su parte, el comisario europeo se ha mostrado receptivo a las reivindicaciones baleares y ha manifestado que “a pesar que frenar las prospecciones no es competencia europea, hará todo lo que esté en sus manos para garantizar que las evaluaciones de impacto ambiental cumplan rigurosamente con todas las normativas europeas”, según ha explicado el conseller.

Cabe recordar que la Comisión Balear de Medio Ambiente ha emitido informes de impacto ambiental negativos a los proyectos de prospecciones petrolíferas en el Golfo de León, entre las costas de Catalunya y Menorca, en el golfo de Valencia, que abarca una extensión de 2.240 km2 entre las costas de la Península y las islas y en la fase de información previa, del proyecto que afecta 99.600 km2 en el mar Mediterráneo noroccidental y el mar Balear. Estos informes negativos se basan en las consecuencias graves, y en algunos casos irreversibles e incluso letales, que la contaminación acústica producida por las ondas utilizadas para las prospecciones sísmicas 2D con cañones de aire tendría en la fauna marina y en los recursos pesqueros. Además, alerta de la gravedad ambiental en caso de vertido accidental que se produciría en el caso hipotético de que explotaran las bolsas de hidrocarburos encontradas y la afectación directa no sólo sobre el ecosistema marino, sino también sobre el turismo, principal motor económico y fuente de riqueza de las Islas Baleares.

En el encuentro de esta mañana en la Comisión Europea también han asistido la consellera ibicenca de Movilidad, Interior y Medio Ambiente, Josefa Costa, el conseller insular de Presidencia, Hacienda y Territorio, Bartomeu Escandell, el presidente de la Comisión Balear de Medio Ambiente, José Carlos Caballero, el biólogo ibicenco Jaume Estarellas, así como los representantes de las organizaciones ecologistas Alianza Mar Blava, Carlos Bravo, y Oceana, Nicolás Fournier.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.