Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación de la muerte de un hombre de 68 años de edad que apareció con la cabeza atrapada en un contenedor de papel.

El fallecido es un vecino de Génova que, al parecer, había salido a hacer la compra y que llevaba unos periódicos para tirar al contenedor azul. 

Por causas que se desconocen, el varón quedó enganchado en el contenedor y falleció. Se apunta que a lo mejor se le cayó algo dentro del depósito, trató de recogerlo y quedó atrapado. 

La noticia provocó una gran conmoción en la zona, especialmente entre los vecinos que conocían a la víctima.

Los hechos se produjeron en la calle Chile con Venezuela. Son vías que se encuentran en las inmediaciones de Son Dureta.

Pompas Fúnebres, una vez que el juez de guardia dictó el levantamiento del cadáver, se llevaron el cuerpo hasta el Instituto de Medicina Legal. 

Autopsia

Hoy por la mañana está previsto que se le practique la autopsia. Un portavoz judicial informó que el fallecido había sido identificado como Gabriel Campomar Bennàssar, con domicilio en Camí dels Reis.  Los investigadores creen que podía llevar más de una hora en el contenedor, aunque nadie reparó en él porque se trata de una calle poco transitada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.