Fue una auténtica batalla campal que acabó con varios heridos, uno de ellos de gravedad que precisó ser hospitalizado.

Durante las pasadas fiestas navideñas y de fin de Año varios grupos de jóvenes mallorquines y marroquíes se enzarzaron en varias peleas multitudinarias en las plazas del pueblo. 

A la salida de los bares, los jóvenes, que iban muy ebrios, por causas que se desconocen y que están siendo investigadas por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil y del puesto de la Benemérita de sa Pobla, se engancharon en varias ocasiones llegando a las manos. 

La primera de las riñas se produjo en Nochebuena y, la segunda, por fin de Año. En todas ellas se lanzaron botellas y a uno de los marroquíes, un varón de unos 40 años de edad, le rompieron varias de ellas en la cabeza provocándole heridas de consideración.

Una ambulancia del SAMU-061 tuvo que acudir al lugar y trasladar a la víctima hasta un centro hospitalario donde quedó ingresado debido a la gravedad de las lesiones. 

Según información, en exclusiva, a la que ha tenido acceso Crónica Balear, la Guardia Civil está detrás de los agresores y está previsto que en los próximos días se produzcan detenciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.