Están vivos de milagro y nunca mejor dicho. Un matrimonio de avanzada edad que reside en la calle Berga número 39 de s’Arenal de Llucmajor, han vivido una de las mayores pesadillas de su vida. 

Por causas que se desconocen y que están siendo objeto de una exhaustiva investigación, una terraza de unos 25 metros cuadrados que une la planta baja y el primer piso, se desplomó por completo. 

La mujer, había estado fuera y se introdujo en el domicilio unos minutos antes. En ese instante, pudo escuchar un gran estruendo y comprobar como la toda la terraza se había venido abajo.

Rápidamente, agentes de la  Policía Local, Guardia Civil,  ambulancias del SAMU-061, técnicos y aparejadores del Ajuntament y Conselleria se desplazaron hasta el lugar, pero afortunadamente no hubo que lamentar ningún daño personal.

La calle estuvo cortada varias horas y los técnicos revisan la estructura del inmueble para asegurarse que la vivienda no corre ningún tipo de peligro y tratar de esclarecer las causas del siniestro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.