Dos vigilantes de seguridad han resultado heridos, uno de ellos de pronóstico reservado, tras ser brutalmente agredidos por un grupo de jóvenes marroquíes, en la madrugada de hoy domingo.

Un vigilante de la empresas Trablisa pudo observar a un grupo de jóvenes que estaban dentro del recinto de la Estación Intermodal haciendo botellón. Cuando el responsable de seguridad se acercó a ellos para recriminarles su acción e invitarles a que abandonasen el recinto, según varios testigos presenciales, el marroquí más grande y corpulento cogió una botella de licor y se la estampó en toda la cara del seguridad. 

Al percatarse de la agresión, un segundo vigilante acudió para auxiliar a su compañero y también fue agredido. 

A los testigos les llamó particularmente la atención uno de los violentos agresores. El joven tenía el pelo teñido de amarillo y naranja.

Los dos vigilantes fueron atendidos por una ambulancia medicalizada del SAMU- 61 y uno de ellos precisó ser trasladado al hospital de Son Espases con daños importantes en la cara. Al parecer y, a falta de confirmación por parte del centro médico, el seguridad tenía el tabique nasal fracturado. 

El supervisor de Trablisa se desplazó hasta el lugar de los hechos y muy preocupado lamentó lo ocurrido y estuvo muy pendiente de la evolución de sus compañeros. La agresión fue grabada por las cámaras de seguridad y la detención será en breve.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.