Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de un accidente de tráfico registrado, en la madrugada de hoy sábado, en la carretera de Sóller, muy cerca de la planta de Son Reus.

Lo más llamativo del caso ha sido la manera de proceder del conductor que provocó el accidente.

Se trata de un varón de nacionalidad peruana que conducía la furgoneta de una empresa. El peruano llevaba una cogorza de campeonato, triplicando la tasa permitida. En un momento dado, se salió de la vía y embistió a un coche que se encontraba estacionado correctamente frente a una vivienda. Del impacto el vehículo que estaba aparcado arremetió a su vez contra el inmueble, quedando el mismo en siniestro total.

Lejos de preocuparse, el peruano borracho se sentó en el asiento del conductor, abrió su ordenador portátil y se puso a ver una película hasta la llegada de la Guardia Civil.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil no han precisado que película estaba viendo el protagonista de esta historia. La Benemérita le ha imputado un delito contra la seguridad del tráfico y daños.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.