“Protección Civil de Palma ha conseguido en un año lo que nadie podía imaginar. El alcade, Mateu Isern, siempre dice lo mismo. Los chicos de Protección Civil están por todo y se muestra muy orgullosos de vosotros. Gracias por vuestro esfuerzo, dedicación y entrega. Enhorabuena a todos”. Con estas palabras Guillem Navarro, regidor de Seguretat de l’Ajuntament de Palma se dirigía a los integrantes de la agrupación palmesana que, en la noche de ayer, celebraron una torrada en sus instalaciones ubicadas en las antiguas dependencias de la cárcel de Palma. 

Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando el máximo responsable de la agrupación, el inspector de la Policía Local, Miquel Quetglas, entregó los galones de jefe de coordinación a Sergi Ripoll. Se trata de un joven muy querido entre el resto de sus compañeros y que cuenta con una gran formación al ser trabajador del centro de emergencias del 112. 

Al acto también acudió el director general de Seguretat, Guillem Mascaró y el actual intendente jefe de la Policía Local de Palma, Nicolás Herrero. 

Desde su creación, Protección Civil de Palma se ha convertido en el ‘ojito derecho’ del regidor Navarro y del alcalde de Palma. “Lo que hace esta gente no tiene precio. Realizan una funciones muy importantes y lo hacen de una manera altruista y desinteresada. Desde un principio sabíamos que Miquel Quetglas era la persona indicada para dirigir este grupo y no nos hemos equivocados. Estamos orgullosos de nuestra agrupación”, destacaba el regidor Guillem Navarro. 

El inspector Miquel Quetglas ejerció de brillante anfitrión y destacó: “Yo soy la cabeza visible, pero aquí los protagonistas es el mejor equipo de gente que podríamos tener. De vosotros es el mérito y gracias, otra vez más, por el trabajo que hacéis”, concluyó.

La noche finalizó con una gran torrada popular, postres casesos, música y una ‘mascletá’ improvisada. 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.