Agentes de la Policía Nacional han interceptado en el Aeropuerto de Barajas un correo humano que transportaba 3,588 kilos de cocaína adosados al cuerpo. El arrestado, que fue detectado a su llegada a Madrid en un vuelo procedente de Sao Paulo, había sido captado por un grupo de narcotraficantes para viajar a un país sudamericano donde iba a ser cargado con cocaína para su transporte posterior a España. El hombre llevaba vendajes fijados con esparadrapo a sus piernas, en cuyo interior transportaba la droga envasada al vacío.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un ciudadano de origen boliviano, pero afincado en Madrid, podría haber sido reclutado por una organización de narcotraficantes para viajar a un país sudamericano, donde le sería entregada una cantidad cocaína para transportarla posteriormente adosada a su cuerpo a España.

Pistas falsas para dificultar su detención

Tras varias gestiones se supo que este individuo podía tener prevista su llegada al aeropuerto de Barajas en un vuelo procedente de Bolivia, aunque esta información resultó ser una medida de seguridad del grupo de narcotraficantes, ya que la persona investigada no viajó a bordo de ese avión. Continuando con la investigación, días más tarde los agentes detectaron la presencia de este individuo en un vuelo procedente de Sao Paulo, por lo que se estableció el correspondiente dispositivo para la detención del hombre y la incautación de la droga.

Finalmente fue interceptado a la salida del avión y trasladado de manera inmediata a dependencias policiales donde se comprobó que en las piernas, muslos y pantorrillas llevaba vendajes fijados con esparadrapo y en cuyo interior se ocultaban perfectamente prensados y envasados al vacío más de 3 kilos y medio de cocaína.

La operación ha sido llevada a cabo por la UDYCO Central, la Comisaría de Distrito de Latina y la Comisaría del aeropuerto de Barajas pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.