Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Majadahonda a un sicario colombiano, apodado “El niño”, reclamado en Holanda por asesinar a dos compatriotas en un ajuste de cuentas por drogas. Los cadáveres aparecieron descuartizados en un canal de la localidad de Pijnacker Nootdorp próxima a La Haya. Según las investigaciones realizadas por la policía holandesa, las víctimas se habían desplazado a Países Bajos desde Madrid para cerrar una operación de narcotráfico que finalmente se frustró. Además de los dos asesinatos se le imputan delitos de tráfico de estupefacientes, blanqueo de capitales y extorsión.

Las investigaciones se iniciaron el 31 de mayo de 2013 cuando fueron hallados los cuerpos descuartizados de dos hombres sin identificar, en la localidad holandesa de Pijnacker Nootdorp. Tras realizar las primeras pesquisas, los agentes holandeses averiguaron que los restos mortales pertenecían a dos ciudadanos colombianos con domicilio en Madrid. Cuatro días después se confirmaba este hecho cuando el padre de uno de los asesinados denunció en Ámsterdam la desaparición de su hijo y de un amigo.

Solicitud de colaboración a España

Dado que todos los indicios apuntaban a que los asesinatos estaban relacionados con algún ajuste de cuentas por narcotráfico y los fallecidos residían en nuestro país, el equipo de la Policía Regional de La Haya a cargo de la investigación, solicitó colaboración a la Policía Nacional de España. Además, como resultado de las gestiones practicadas por los agentes holandeses hallaron pruebas de la participación en los hechos de un ciudadano colombiano apodado “El niño”, de 33 años de edad y residente en Madrid. Por este motivo paralelamente a la solicitud de colaboración, las autoridades holandesas cursaron una OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega) para la detención del presunto responsable de las muertes.

Los agentes españoles, de forma coordinada con las policías de Holanda y de Colombia, iniciaron una investigación para localizar y detener a este sujeto. El reclamado fue localizado finalmente en la localidad madrileña de Majadahonda y el pasado 16 de enero fue arrestado. Tanto en la detención como en el registro de su domicilio estuvieron presentes tres agentes del equipo de investigación de la Policía Regional de la Haya desplazados a España, y un enlace de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) de la Policía Nacional de Colombia.

Muestras biológicas para la investigación

Durante la diligencia de entrada y registro especialistas de policía científica llevaron a cabo una minuciosa inspección ocular técnico policial en la que tomaron muestras biológicas que podrían determinar la participación del detenido en los asesinatos.  En el registro también se intervino material informático y electrónico, balanzas de precisión y dos vehículos.

La operación ha sido realizada por agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de la Policía Regional de la Haya y la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) de la Policía Nacional de Colombia. En el registro han participado además agentes de la Comisaría General de Policía Científica y del GOIT (Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la División Económica Técnica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.