Huyó de la Policía Nacional por una reclamación judicial de un juzgado alemán por un tema menor y perdió la vida.

Según información a la que ha tenido acceso Crónica Balear, la orden de búsqueda y captura del ciudadano alemán que falleció tras caer de un balcón (más de 30 metros de altura), en el hotel Bellver de Palma era por un delito o acumulación de delitos menores. 

A pesar de que todos los delitos son importantes, es verdad que sobre el germano no pesaba ningún acto doloso, homicidio, asesinato, violación o agresión. Por consiguiente, la propia policía desconoce los motivos reales de la huída del presunto delincuente. 

Un ciudadano alemán de 48 años de edad falleció, sobre las 22.30 horas del sábado tras caerse desde el balcón de un piso once de un hotel.
Al parecer, el varón se encontraba alojado en el hotel Tryp Bellver de Palma (Passeig Marítim) y sobre él pesaba una orden de búsqueda y detención dictada por un juzgado alemán.
Cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en la habitación y se identificaron como policías, el presunto delincuente trató de huir. Por el momento se desconoce si se lanzó al vacío o si intentó pasar de balcón en balcón y se precipitó.

Lo cierto es que el germano cayó desde una altura superior a los 30 metros y se golpeó contra el suelo de la terraza que está próxima a la piscina del complejo hotelero.
Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y personal sanitario del SAMU-061 se personaron en el lugar, pero nada pudieron hacer por salvarle la vida a la víctima que murió al acto.

El juez de guardia ordenó el levantamiento pasadas las dos de la madrugada del domingo.

El Grupo de Homicidios y Policía Científica investigan las causas del trágico suceso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.