La primera norma del manual de los delincuentes es ser discreto a la hora de cometer sus fechorías. Nuestro protagonista, un hombre de nacionalidad española de unos 39 años de edad, fue arrestado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Palma por robar una moto, conducir por la calle Eusebio Estada sin casco y con una litrona en la mano.

Al parecer, en la madrugada de hoy, una patrulla de la Policía Nacional que realizaba labores de seguridad por la zona, se percató de que por las inmediaciones de la calle Eusebio Estada circulaba un varón que presentaba una conducción temeraria, iba sin casco y con una litrona en la mano.

Cuando el varón vio a los agentes, se tiró de la motor y salió huyendo a la carrera. Tras una corta, pero intensa persecución, los policías lograron capturar al delincuente y proceder a su arresto.

El varón reconoció que había robado la moto con una frase demoledora: “Vaya putada, me la acabo de hacer”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.