Evitó atropellar un gato y acabó arremetiendo contra el muro de una casa y metiéndose en el jardín de la misma.

Los hechos ocurrieron sobre las 23 horas de ayer lunes en la carretera que une las localidades de Santa Maria y Portol. Al parecer, una joven de 23 años de edad circulaba dirección Santa Maria cuando, según su testimonio, se le cruzaron unos gatitos. La chica, para evitar atropellarlos dio un fuerte volantazo a la derecha perdiendo el control del vehículo.
El coche se desplazó a gran velocidad al margen derecho, arremetió contra un muro, lo atravesó y entró dentro del jardín de la casa.

El estruendo despertó al matrimonio propietario de la vivienda quien, con ayuda de una linterna y escalera consiguió rescatar a la conductora que había quedado atrapada en el interior del habitáculo.

La Guardia Civil se desplazó hasta el lugar del suceso y se hizo cargo de la investigación. También se solicitó una grúa y con la pluma de la misma consiguieron sacar el coche del jardín.

La conductora, a pesar de la aparatosidad de las imágenes que les ofrecemos, resultó ilesa y no precisó ser atendida.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.