Antonia Barceló, jefa de la Policía Local de Llucmajor está en el punto de mira de gran parte de su plantilla policial.

El próximo día 7 de febrero se enfrentará a uno de los momentos más duros de su carrera profesional. Más del 80 por ciento segun dicen los sindicatos policiales de su plantilla se le plantará en medio de la plaza y pedirán su dimisión.

Además, según información a la que ha tenido acceso Crónica Balear, Barceló está cobrando más de 80.000 euros y factura horas extras. 

Los convocantes han remitido el siguiente escrito:

El señor alcalde, en una reunión informal con los sindicatos, informó que tras la sentencia del Contencioso Administrativo, ratificada por el Tribunal Superior de Justicia en la cual se anula la plaza de mayor de la policía local, su intención era mantener a la actual jefa de la policía que ostenta esta plaza, la Sra. Barceló, para retrotraer el proceso de selección en el cual solamente ella se podía presentar.
Por este motivo y dado que no se cumplen los criterios básicos de estructura de la policía se crea un movimiento en la plantilla en contra de la creación de esta plaza, por diferentes motivos;
Primero, aproximadamente el 90% de la plantilla están en contra de la gestión que ha llevado a cabo la Sra. Barceló, que ha causado grandes problemas internos, con numerosas sentencias en contra de su gestión ganadas por los sindicatos. Ha malgastado el presupuesto designado a la policía en coches camuflados para uso de jefatura, cámaras de seguridad de última tecnología con acceso desde su móvil, etc. Manteniendo durante todo el verano una sola patrulla en el Arenal, Llucmajor y Urbanizaciones e incluso de noche dos patrullas para el término municipal mas grande de baleares, todo esto con órdenes de realizar controles nocturnos con sólo dos agentes, con su consiguiente peligro, servicios peatonales en calles donde no pasa nadie a las 4:00 de la mañana, en la urbanización Vallgornera y demás servicios que parecen creados para minar la moral a de agentes
Segundo, el coste que causa la plaza de mayor con un sueldo aproximado de 80.000 euros brutos anuales (más que el presidente del gobierno y posiblemente el más alto de todos lo jefes de policía de España), mas los perjuicios que ha causado, con 3 juicios y 2 recursos defendidos por un abogado particular contratado por el ayuntamiento para la defensa de su plaza. Gasto que tras ver su gestión se puede suprimir. Mientras este pasado verano se han dejado de contratar a 13 policías turísticos que llevaban 6 temporadas trabajando en Llucmajor y hay 17 policías interinos con incluso algunos que llevan 10 años trabajando. El alcalde mientras tanto sube el precio de la residencia de mayores de 600 a 1200 euros mensuales, el IBI y demás recortes en servicios públicos, escoletas,
Tampoco se entiende que en 2 años se intente a toda costa “colocar” a la Sra. Barcelo hasta en dos ocasiones en dicha plaza, teniendo en cuenta que el Sr. Alcalde no ha hecho cumplir ni una sola de las sentencias en contra de la gestión de la mayor.
Por todo ello la gran mayoría de la plantilla de la policía Local de Llucmajor se ha unido para manifestarse el próximo viernes día 7 de febrero a las 11 horas en el cuartel de la policía local en un recorrido hasta la Plaza España, finalizando con una pitada enfrente del ayuntamiento, para intentar demostrar al Sr. Alcalde la unión en contra de su decisión.

 

Crónica Balear, el próximo día 7 de febrero, realizará una amplia cobertura informativa del acto. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.