Preocupación, nerviosismo y mucha incertidumbre rodea el suceso que se produjo, a las dos de la madrugada de hoy martes, en una casa de okupas de Palma.

Sobre las dos de la madrugada, los equipos de emergencia fueron alertados de un incendio en la calle Bronca, en la zona de la fábrica de AGAMA.

Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma se desplazaron al lugar y solicitaron la presencia urgente de los Bombers de Palma.

La casa de los okupas estaba en llamas. La preocupación era máxima dado que todo estaba muy colocado, señal inequívoca de que allí vivía alguien.

Cuando los bomberos estaban apagando el fuego, el techo se empezó a derrumbar y era imposible acceder al interior.

Cuando todo estaba apagado los bomberos pudieron entrar a la vivienda y realizar una primera inspección, pero ahora falta realizar otra inspección más a fondo, especialmente debajo de los escombros.

Está previsto que durante todo el día de hoy se prosiga con las labores de inspección para descartar que hubiera alguna persona carbonizada entre los escombros.

(Habrá ampliación)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.