En la madrugada de hoy un familiar de un anciano de 84 años de edad se personó en la vivienda ubicada en la calle Gonzalo Ferragut de Pollença y encontró al varón muerto y tapado con una manta.

El cuerpo presentaba signos evidentes de violencia y el ensañamiento parece que fue extremo. Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Crónica Balear el anciano, identificado como Llorenç Colom Cabanellas de ‘ca l’Hereu’, apareció muerto con varios golpes de hacha que le provocaron la muerte. 

Los vecinos de la zona destacan que el fallecido era un hombre que vivía solo y no se metía con nadie nunca. 

La noticia ha provocado una gran conmoción en el municipio. Por el momento no se han producido detenciones.

Los primeros en llegar hasta la vivienda del fallecido fueron los agentes de la Policía Local de Pollença que cuando vieron la escena del crimen alertaron a la Guardia Civil. Agentes de la Policía Judicial y del Grupo de Homicidios se han hecho cargo de la investigación.

Por el momento no se han producido ninguna detención. Los vecinos, amigos y familiares del fallecido ya han sido interrogados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.