Un conductor circulaba tranquilamente por la autopista de Llucmajor cuando se percató de que el motor de su turismo comenzó a echar una gran cantidad de humo. 

Así como pudo, el varón, consiguió detener el coche en el arcen y salir del mismo. En ese instante, el vehículo prendió en llamas y, en cuestión de minutos, el mismo quedó totalmente calcinado.

Rápidamente, se personaron en el lugar del suceso varias dotaciones de los Bombers de Palma, Guardia Civil y varias ambulancias para sofocar las llamas y atender a la víctima que, afortunadamente, consiguió salir ilesa.

El siniestro se produjo en el punto kilométrico número 7 de la autopista de Llucmajor, muy cerca de Can Pastilla. 

El vehículo ha quedado catalogado como siniestro total. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.