El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, acompañado de la directora general de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, Neus Lliteras, y del director del Parque Nacional de Cabrera, Jorge Moreno, ha presentado las novedades para la gestión del parque durante el año 2014. Entre las medidas más destacadas se encuentra el aumento de personal que trabajará en el parque, tanto en temporada baja como en temporada alta, y el incremento de la oferta de uso público para todos los visitantes de la isla. Cuánto al personal destinado a las tareas del parque, se incrementará, respecto de 2013, ocho personas, de 25 a 33, durante la temporada alta (entre abril y octubre), y otras dos personas, de 21 a 23, durante la temporada baja. En cuanto al operativo destinado específicamente a las labores de vigilancia, se incrementará en tres personas, pasando de 10 a 13 a lo largo de todo el año. Por lo tanto, se aumentará la presencia de agentes de medio ambiente para vigilancia y también se producirá una reasignación de medios humanos y técnicos, con el apoyo de otras administraciones, como la Guardia Civil y el Seprona. Respecto a la El incremento de servicios y de la oferta de uso público de los visitantes de Cabrera, está previsto abrir un refugio en 2014, que permitirá que los ciudadanos que no disponen de embarcación puedan pernoctar en el parque. El refugio se habilitará en uno de los edificios de la zona de campamento, con una capacidad máxima de 24 plazas. También se abrirá un punto de venta, donde se podrán adquirir publicaciones y material relacionado con el parque; se recuperarán las visitas educativas de los colegios y los itinerarios guiados en el parque, y se aumentará el horario de apertura del museo se Bodega, que se reabrió el pasado verano después de permanecer cerrado durante cinco años. El consejero ha destacado que estas novedades pretenden “facilitar que los ciudadanos puedan disfrutar de un entorno natural como Cabrera, pero al mismo tiempo reforzar las medidas de gestión y de vigilancia para garantizar la mejor conservación posible del parque “. Cabe destacar que este año ya han empezado algunas actuaciones de mejora en la gestión de Cabrera. A título de ejemplo, además de la reapertura del museo, en mayo se reabrió el centro de interpretación del Parque, a las Salinas, con la concesión de la gestión a la empresa Tragsa. Desde entonces lo han visitado más de 20.000 personas. También se amplió el número de boyas de fondeo ecológico en el parque, que han sido utilizadas por 7.100 usuarios durante el 2013, y se implantó un nuevo servicio de ayuda de amarres. Además, la nueva licitación del servicio de transporte turístico hasta la isla, que ahora prestan dos empresas, ha permitido incrementar el número de pasajeros de 21.272 en 2012 a 26.272 en 2013, disminuir los precios y diversificar las excursiones y los horarios. Cabe recordar que el Parque Nacional de Cabrera ha recibido un total 64.888 visitantes durante este 2013. En materia medioambiental, el establecimiento de la central fotovoltaica y el incremento de potencia posterior, en colaboración con el Ayuntamiento de Palma, ha comportando un ahorro económico importante de combustible, que se cifra en unos 50.000 euros anuales, y la reducción de 34 toneladas de emisiones de CO 2 a la atmósfera. Además, Cabrera sigue siendo uno de los parques en los que tienen lugar más proyectos de investigación. Entre junio y diciembre de 2013, dieciocho equipos han desplazado al parque para llevar a cabo sus proyectos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.