Hay que tener pocas luces para ser un ladrón y olvidarse la cartera con tu documentación en el interior. 

Sobre las 12.30 horas de hoy sábado, un delincuente estaba robando perfúmes en un Eroski ubicado frente a la Policlínica Miramar de Palma. El vigilante de seguridad le sorprendió y éste la emprendió a golpes con el trabajador consiguiendo huir del lugar. 

El vigilante de seguridad precisó ser atendido a consecuencia de las lesiones sufridas. 

El colmó de la situación se produjo cuando en el establecimiento se personaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma y localizaron la cartera del delincuente que durante la pelea se le había caído al suelo.

Lo más curioso fue que, el presunto chorizo, con la policía en el lugar, se personó en el supermercado reclamando 20 euros que llevaba en efectivo en la cartera. Acto seguido se procedió a su identificación y las diligencias serán remitidas al juzgado correspondiente. 

Se trata de un joven de unos 20 años de edad y nacionalidad española. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.