Entre 12 y 15 accidentes se han producido en la noche de hoy en Palma.

Los agentes de la Policía Local de Palma estaban totalmente desbordados ante una avalancha de siniestros que parecía que no tenían fin. Los más significativos fueron los siguientes. A las 00.40 horas, un Seat Córdoba de color blanco circulaba por las Avingudes de Palma dirección 31 de Diciembre cuando, por causas que se desconocen, se estrelló contra un árbol. Acto seguido, el conductor se bajó del coche y se dio a la fuga. Los equipos de emergencia sospechan que el varón está gravemente herido dado que rompió con la cabeza la luna delantera del vehículo. Al parecer no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

A la 01.15 horas, en el Camí Vell de Bunyola, a la altura del número 95, justo en el límite entre Palma y Marratxí, un coche embistió a un Seat Ibiza azul que se encontraba estacionado y éste a su vez arremetió contra un muro de un vivienda y lo tiró abajo. El conductor que provocó el accidente también se dio a la fuga. La Policía Local de Palma está tratando de buscar al autor material del siniestro.

A las 02.04 horas, en las Avingudes, frente al recinto militar, dos chicas que circulaban dirección al mar, perdieron el control del turismo, subieron a la acera y colisionaron contra un árbol. A consecuencia del accidente una de las chicas precisó ser trasladada a un centro médico por una ambulancia de la clínica Juaneda.

A las 2.30 horas, un vehículo que circulaba por el Portixol dirección Palma, al llegar a un tramo curvo, según el conductor, al tratarse de un vehículo automático, se pensó que pisaba el embrague y activó el freno. En ese instante, el varón perdió el control y se estrelló contra un semáforo y una barrera metálica de protección. Afortunadamente no había nadie en ese instante en el paso de peatones, en caso contrario se hubiera producido una tragedia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.