Sobre las 0:18 horas del día 3 de diciembre de 2013, la Policía Local de Manacor, recibió varias llamadas, informando que una vivienda ubicada en la calle Joan d´Austria, se encontraba en llamas, al mismo tiempo también en su interior había una familia atrapada que no podía salir debido al alcance del fuego.

Rápidamente los agentes se personaron en la vivienda, con la intención de rescatar a las personas que se encontraban en el piso. El acceso por la escalera presentaba nula visibilidad, ya que esta se encontraba llena de humo, por lo que los agentes extremaron las precauciones para no inhalar humo y no desvanecerse debido a la perdida de oxigeno.

Los agentes cuando llegaron al piso en llamas, no pudieron acceder por la puerta de la entrada al mismo, debido a la fuerte combustión presentada, por lo que varios agentes de la Policía Local de Manacor y un agente del CNP, decidieron acceder por el piso vecino y acceder por la parte trasera de la vivienda, concretamente la terraza, y así poder rescatar a los usuarios del piso en llamas ya que la misma, no había sido alcanzada por el fuego.

La actuación policial dio sus frutos, y éstos encontraron agazapados a tres niños menores, junto con sus padres, en la terraza exterior de la vivienda a punto de ser alcanzados por las llamas. Los agentes se acercaron rápidamente al lugar donde se encontraba la familia y, los evacuaron por una terraza anexa a la vivienda, impidiendo que las llamas les alcanzasen.

Al mismo tiempo que unos agentes rescataban a los usuarios de la vivienda en llamas, el resto evacuaba la finca, como medida de prevención y salvaguardar las posibles intoxicaciones por inhalación de humos a los otros vecinos.

Acto seguido se personaron dotaciones de bomberos del Consell del parque de Manacor y Arta, para extinguir las llamas del piso y ventilar las zonas dañadas. Así como se personaron varias ambulancias para asistir a los heridos, ya que varios de los usuarios de la vivienda presentaban lesiones de diversa consideración, tales como: la madre de los menores sufre quemaduras de primer grado en el rostro, el padre sufrió fractura de una muñeca a la espera de ser intervenido en el Hospital y uno de los hijos presenta quemaduras de segundo grado en uno de los pies. Todos las personas rescatadas sufrieron intoxicaciones varias por inhalación de humos, siendo trasladadas al Hospital de Manacor.

Desde la Jefatura de la Policía Local de Manacor, se dio inició al protocolo de desalojo y ubicación a las personas que habían sufrido daños a la vivienda. y éstas fueron alojadas en un hotel de Porto Cristo, a la espera de que los técnicos municipales inspeccionen el estado de la infraestructura de la vivienda. Los servicios de emergencia desplazados en el lugar fueron Policía Local de Manacor, Cuerpo Nacional de Policía, Bombers de Mallorca, Ambulancias 061 y Protección Civil. Todos ellos evitaron con su actuación que el suceso hubiese desencadenado con una tragedia mayor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.