El policía local de Santa Eulària (Ibiza) que protagonizó uno de los mayores escándalos del cuerpo policial mofándose de un vendedor ambulante en el parking de los vehículos oficiales, ha pedido perdón.

“Quiero pedir perdón a todas las personas y colectivos que se hayan podido sentir ofendidos por la participación en la grabación del desafortunado vídeo. Todo era una broma que se me fue de las manos. Aunque yo mismo lo protagonicé, en nada se corresponde con mi sentir hacia cualquier persona, sea cual sea su profesión, género, raza o religión. Siempre he tenido presente en mi labor profesional principios tales como el respeto a la dignidad de todo ciudadano, el respeto a la ley y la supeditación de mi propia integridad al deber de sacrificio. Lo publicado en este vídeo no corresponde de ninguna manera con un procedimiento habitual de la Policía Local de Santa Eulária, que siempre ha destacado por su buen hacer, concluye.

El vídeo, publicado en rigurosa exclusiva por Crónica Balear, ya lleva más de un millón de reproducciones en Internet.

[iframe width=”490″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/In36ODLVfpw” frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.