El último parte médico facilitado por el hospital de la Vall d’Hebrón de Barcelona ha confirmado que el estado del matrimonio de nacionalidad marroquí que sufrieron quemaduras del 75 y 50 por ciento de su cuerpo en un incendio en Lloseta es estable dentro de lo crítico de su situación.

Ambas personas fueron trasladadas por un avión ambulancia del SAMU-061 hasta el hospital catalán donde permanecen ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro de referencia para quemados.

Auténtico drama familiar en Lloseta. Cuatro integrantes de una misma familia resultaron heridos, tres de ellos críticos.
Sobre la una y media de la madrugada del jueves, en la calle Pericàs número 16 se prendió fuego una vivienda ubicada sobre la mezquita. Al parece y, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil y de los Bombers de Mallorca, el fuego se inició en una estufa.
La mezquita ocupa la planta baja y, sobre la misma, hay un piso que es donde dormía la familia de nacionalidad marroquí.
El fuego afectó a la planta superior que, a consecuencia de ello, el padre sufrió quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo. La madre, en el 50 por ciento de su cuerpo y el niño pequeño, de unos dos años que estaba en la cuna, se vio seriamente afectado por el humo. El hijo mayor, fue rescatado rápidamente por los Bomberos, Guardia Civil y Policía Local.
Hasta el lugar se desplazaron cuatro ambulancias del SAMU-061 que realizaron todos los traslados. El padre, muy posiblemente, tenga que ser trasladado al Hospital de la Vall d’Hebrón de Barcelona en un avión medicalizado.
La Policía Local de Lloseta contó con la colaboración de sus compañeros de Binissalem y la Guardia Civil ya inició una investigación.

[iframe width=”490″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/yLZxe8cokGM” frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.