El Govern destinará 767.624,73 euros en 2014 para garantizar la señal de TDT a zonas donde no llegan los radiodifusores en las Islas. La televisión pública nacional está obligada a garantizar una cobertura del 98% mientras que las privadas deben garantizar un 95%. Así, la Administración autonómica, a través de la Dirección General de Innovación y Desarrollo Tecnológico, evita un vacío de cobertura de un 2% de la población por los canales públicos y de un 5% por los canales privados. “Hablamos de aproximadamente unas 20.000 personas en las Islas Baleares. Tratamos de garantizar a los ciudadanos un derecho constitucional como es el derecho a la información”, advierte el director general de Innovación y Desarrollo Tecnológico, Antoni Mateos. A pesar de esta extensión de cobertura que desarrolla la Conselleria de Economía y Competitividad, existen lugares recónditos, con mala orografía y poca población que quedan también sin cobertura de TDT. En estos casos la solución es la de SAT-TDT donde se puede poner un decodificador vía satélite, que permite recibir los canales nacionales públicos y privados, pero no los canales autonómicos o locales. En este caso, son los técnicos de la Comunidad Autónoma los que validan los decodificadores que se pueden instalar en cada territorio. Se definen distintas zonas de cobertura. La zona 1 hace referencia a aquellos centros sufragados por los radiodifusores. Los principales de Baleares son los de Alfàbia (Mallorca), El Toro (Menorca), Sant Llorenç (Ibiza) y Pilar (Formentera). La zona 2 cuenta con centros sufragados por el Govern de les Illes Balears con la colaboración de otros entes locales. Algunos de los centros son los que mejoran la cobertura en Estellencs, Banyalbufar y Capdepera en Mallorca; Cala Morell, Binibeca y Punta Delgada en Menorca o Cala Tarida, Sant Mateu o Pilar de Formentera en las Pitiusas. La zona tres adopta una solución vía satélite gratuita para el usuario en zonas poco urbanizadas y orográficamente difíciles. El Govern obtuvo el permiso de los distintos radiodifusores para extender su cobertura y actúa también como radiodifusor mediante la empresa pública Multimedia de las Islas Baleares. Esta empresa, en cambio, actúa como operador de transporte y difusión de la señal, con autorización de la extinta CMT –Comisión del Mercado de Telecomunicaciones y realiza una gestión técnica, de mantenimiento y operativa. “La Dirección General de Innovación y Desarrollo Tecnológico no sólo financia la extensión de cobertura de TDT, sino que también pone a disposición de los usuarios, ingenieros, instaladores de telecomunicación, público en general la información de los centres emisores, canales, programas y otros parámetros técnicos que pueden servir a la población para recibir mejor la información de la televisión”, informa Antoni Mateos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.