La indignación contra el Ayuntamiento de Palma es máxima y las reacciones no se han hecho esperar. Según denuncia el que fuese uno de los más prestigiosos periodistas del diario Última Hora (ahora felizmente jubilado) en su página de Facebook, Cort dejó, el pasado día de Navidad, a más de 300 pobres sin mesas ni sillas para poder celebrar el almuerzo navideño.

Les ofrecemos el texto íntegro de la denuncia pública que ha realizado el periodista en las redes sociales y que ha levantado la ira y el malestar de cientos de palmesanos. 

Por su parte, el Ajuntament de Palma, como es costumbre, aun no se ha pronunciado. 

 

 

El Ajuntament de Palma se comprometió con Els Caputxins en enviar las mesas para el almuerzo solidario del día de Navidad. Pasa que a primera horas de la mañana de ese día, esas mesas no habían llegado, ni tampoco llegaron a la segunda ni a la tercera, por lo que Els Caputxins tuvieron que mandar un S.O.S a las monjas franciscanas, que las fueron a buscar a su convento, en Pina. ¡Menos mal!, porque si no, ¿dónde comían cerca de 300 personas?

Pero lo que a mi me molesta, es no solo que el del Ajuntament de Palma, encargado de tramitar el envío de mesas debió de pasar una Noche Buena y una Navidad seguramente en familia, disfrutando de los suyos y de una buena cena y almuerzo, sino que alguien del Ajuntament de Palma no se haya siquiera disculpado… o haya llamado diciendo que lo que contamos no es verdad.
Pero para mi que al Ajuntament le importan un huevo eso, lo de las mesas, ya que los que comieron en ellas, ni votan, y algunos ni siquiera tienen DNI.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.