“Se ha comido la rotonda literalmente”, afirmaban los testigos de un aparatoso accidente de tráfico registrado, en la noche ayer domingo, en la rotonda de Ocimax.

Los hechos se produjeron sobre las 20 horas cuando, según relataron varias personas a los agentes de la Policía Local y Guardia Civil de Tráfico, una motocicleta de gran cilindrada (Honda 600 centímetros cúbicos) circulaba entre los coches a gran velocidad. En un momento dado, el motorista, presuntamente no se percató de la presencia de la rotonda y colisionó contra ella.

Rápidamente agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Policía Local de Palma y dos ambulancias medicalizadas del SAMU-061 de la clínica Juaneda se personaron en el lugar del suceso y atendieron a la víctima.

El varón, un chico joven, resultó herido de gravedad y fue trasladado de urgencia hasta Son Espases

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.