Hacer trompos habiendo ingerido una gran cantidad de alcohol no es una buena idea. 

A las 23 horas de ayer jueves un conductor se encontraba realizando trompos y circulando de forma temeraria en el párking del hipódromo de Son Pardo de Palma.

En un momento dado, fruto de esa manera de conducir, el varón golpeó a un vehículo que estaba allí aparcado. Acto seguido, una empleada del recinto le llamó la atención y el hombre emprendió la huida. Durante su fuga, el conductor se puso nervioso y acabó colisionando contra una farola. 

Finalmente, a la llegada de la Policía Local de Palma y, tras realizarle la correspondiente prueba de alcoholemia, se demostró que el varón conducía cuadriplicando la tasa permitida. 

Los agentes procedieron a su detención y fue arrestado por un delito contra la seguridad del tráfico.

1 Comentario

  1. Por las noches por el aparcamento del HIPODROMO se practica el chupete ,muchos borrachos cren entre pierna llevan un chupete .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.