Indignación, impotencia, malestar, dolor y rabia sintio el personal sanitario del SAMU-061 ante el ataque de ira catalanista de una médico del SEM (Servei d’Emergències Mèdiques) de Cataluña que pusieron gravemente en peligro la vida de dos pacientes críticos trasladados desde Mallorca.

El SAMU-061 ha presentado una queja oficial y ha solicitado explicaciones, de manera oficial, a los graves incidentes provocados por algunos de los integrantes más catalanistas del sector sanitario catalán. 

Según relató la doctora Pilar Rubio (SAMU-061 de Balears) los hechos ocurrieron cronológicamente de la siguiente manera:

 

– Día 10 de octubre se produce una explosión en Son Moix. Dos de los heridos sufren quemaduras muy importantes. Uno de ellos, es trasladado por el SAMU-061 hasta el hospital Vall d’Hebron (Unidad de Quemados). Su estado es crítico. 

– Al llegar al aeropuerto de Barcelona con el avión medicalizado se percatan que la ambulancia del SEM (Servei d’Emergències Mèdiques) no quiere entrar en la pista. El motivo, que el personal sanitario catalán no reconoce a la Guardia Civil y no quiere identificarse. 

– Día 16 de octubre, se desplaza el siguiente paciente crítico. La doctora Pilar Rubio dirige el operativo médico balear. A la llegada al aeropuerto, con el enfermo crítico en el avión, se percatan que la ambulancia se niega a entrar en pista. No reconocen a la Guardia Civil y se niega a identificarse. 

– La doctora balear se dirige a sus compañeros catalanes y les pide que entren porque hay un enfermo crítico y las baterías del avión se están acabando. El equipo médico catalán no habla, no da explicaciones y no se quiere identificar a la Guardia Civil.

– Desde el 061 se ponen en contacto con el SEM quien,  a las dos horas, envía otra ambulancia con otro equipo médico y se hacen cargo.

 

Lamentablemente, la ira catalanista de un sector radical del SEM (Servei d’Emergències Mèdiques) casi provoca dos muertes. Ahora, los familiares de los mallorquines heridos tienen la puerta abierta para denunciar semejante disparate. La Guardia Civil y el personal del SAMU-061, además de AENA, fueron testigos directos de la manifiesta omisión de sus funciones. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.