Se peleaban por una mujer. Esta es la conclusión a la que ha llegado la Policía Local de Palma y el Cuerpo Nacional de Policía.
En la madrugada de hoy lunes, en la calle Manacor de Palma, a las puertas de un polémico local latino ubicado cerca del Bingo Rosales, se produjo una multitudinaria pelea entre latinos.
En un momento de la noche y, tras discutir por una mujer, los intervinientes comenzaron a pegarse. Durante la reyerta, algunos de los latinos rompieron botellas y con ellas se agredieron.
Uno de los heridos presentaba un corte en la cabeza, en una de sus orejas y en el codo.

Gran parte de los implicados en la pelea iban muy borrachos. De hecho, uno de los heridos más graves no quería ir al hospital para ser atendido. A pesar de tener múltiples cortes y sangrar abundantemente, el varón se negaba a subirse en la ambulancia del SAMU-061.

Finalmente, agentes de la Policía Local escoltaron al herido hasta el hospital de Son Llàtzer para ser atendido.

Los agentes procedieron al arresto de una persona y la investigación de lo ocurrido sigue abierta y no se descartan nuevos arrestos.

Por otra parte, los vecinos de la zona se muestran muy indignados ante la proliferación de peleas que se están registrando cada noche en la zona por culpa de un bar que hay frente al Bingo Rosales.

“Es una puta vergüenza. Aquí no se puede dormir. Estos latinos se ponen hasta el culo de alcohol, se pelean, mean en la calle y gritan como locos. No quiero que piensen que somos racistas porque es mentira. Aquí vivimos payos y gitanos desde hace muchos años, negros y moros. Tenemos algún problema puntual, pero lo de los latinos es de juzgado de guardia. Quien piense que somos racistas que venga una noche y que aguante esta situación. A partir de según que horas la chicas no pueden salir a la calle porque siempre les dicen cosas y van tan borrachos que a la mínima rompen una botella y te pinchan. Es un escándalo”, comentan los vecinos de la zona.

Los residentes ya han remitido cartas de protesta al Ayuntamiento y no descartan tomar medidas drásticas o lanzarse a la calle para protestar.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.