Intentaba robar en el hotel Feliz y su felicidad quedó truncada por la presencia de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. 

Un ladrón de nacionalidad rumana, de unos 30 años de edad, fue sorprendido cuando estaba trepando por la fachada de un hotel cerrado ubicado en la calle Joan Miró 74 de Palma. 

Los hechos se produjeron sobre las dos y media de la madrugada en el hotel Feliz. Los agentes sorprendieron al ladrón cuando estaba subiendo por la fachada del primer piso y estaba forzando una de las puertas de acceso del complejo hotelero. 

Lo más llamativo del caso fue cuando los funcionarios procedieron a su detención y se disponían a bajarlo por las escaleras. En ese momento, el joven se ‘alteró’, al parecer, por la gran cantidad de sustancias que podría haber ingerido y fue necesaria la presencia de los Bombers de Palma para bajarlo. Fue un rescate feliz. 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.