El juez de guardia ordenó la puesta en liberdad de los siete detenidos presentados, en la tarde de hoy viernes, por traficar con anabolizantes. 

De los trece detenidos en el marco de la ‘operación Cóctel’, tan solo siete han sido puestos a disposición judicial. Está previsto que sea a lo largo de la jornada de mañana sábado cuando pase el resto, entre ellos, los principales cabecillas. 

 

Nota de prensa oficial del CNP:

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un grupo organizado dedicado a la distribución ilícita a gran escala de medicamentos, sustancias anabolizantes, hormonas y esteroides. Miles de unidades de estos productos han siso intervenidas en once registros realizados en domicilios y trasteros ubicados en Palma de Mallorca, Marratxi y Calviá. También han sido incautados multitud de hologramas, etiquetas y envases vacíos, que apuntan a que pudieran estar falsificando medicamentos. Durante el operativo han sido arrestadas diez personas, entre ellas los cabecillas de esta organización que ya fueron detenidos en verano de 2011 por hechos similares. Además, se ha descubierto la implicación de cinco de los arrestados en varias estafas a aseguradoras.
Las investigaciones se iniciaron hace más de seis meses en torno a un grupo de personas que supuestamente se dedicaba al tráfico ilícito de medicamentos y sustancias dopantes. Finalmente, tras realizar numerosas pesquisas, se ha desarrollado la fase de explotación de operación, llevándose a cabo el registro de ocho domicilios y dos cuartos trasteros pertenecientes a varios de los investigados, ubicados en las localidades de Palma de Mallorca, Calviá y Marratxí.
Como resultado de las diligencias de entrada y registro, se ha procedido a la intervención de miles de unidades de productos farmacéuticos y medicamentos, principalmente anabolizantes, hormonas y corticoesteroides, Además, los agentes se han incautado de cocaína, marihuana, hachís, dinero, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, dos revólveres simulados, y documentación que está siendo objeto de análisis.
Hasta el momento se ha detenido a diez personas como presuntas autoras de delitos contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. Todos forman parte de una red dedicada a la introducción y distribución ilícita de todo tipo de sustancias dopantes utilizadas en el mundo del deporte amateur, muchos de ellos vinculados al culturismo y habituales de los gimnasios de la Isla. Los detenidos constituían una organización perfectamente estructurada, liderada por dos hermanos de nacionalidad búlgara.
Falsificación de fármacos
La mayoría de las sustancias intervenidas se hallaban en dos cuartos trasteros alquilados por los dos hermanos de origen búlgaro, escondidas en estos lugares con la intención de dificultar una posible actuación policial. Este grupo constituía la principal vía de entrada y distribución en Baleares de este tipo de sustancias, consumidas generalmente por culturistas, especialmente en la faceta de competición. La adquisición de estos productos en circuitos ilegales, ajenos a cualquier tipo de control sanitario ante la imposibilidad de hacerlo por los cauces legales, conlleva un evidente riesgo y puede ocasionar graves perjuicios para la salud. En general este tipo de sustancias se emplean como sustancias dopantes, por su acción hormonal androgénica, para aumentar la masa muscular y el rendimiento en ciertos deportes, estando prohibido su empleo en competiciones deportivas, produciendo resultados positivos en controles de dopaje.
Durante los registros los investigadores también han intervenido multitud de hologramas, etiquetas y envases vacíos, lo que apunta a que pudieran estar falsificando varios de estos productos, para ser comercializados como si de envases originales se tratara, bajo el nombre de diversos compuestos farmacológicos iguales o similares a los ya descritos.
Falsos accidentes de tráfico para estafar a aseguradoras
En el transcurso de las investigaciones los agentes descubrieron una segunda trama en la que estaban implicados cinco de los detenidos. Se comprobó que habían simulado en varias ocasiones accidentes de tráfico, en los que incluso habían golpeado los vehículos, para luego cobrar las indemnizaciones de las compañías de seguros.
La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Crimen Organizado acrito a la Udyco de la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.