Una historia con final feliz. Dos meses sin comida ni bebida y viviendo en unas condiciones de abandono e insalubridad indignas. Esa era la situación en la que se encontraba un perro en una finca del término municipal de Sóller.
Los vecinos, indignados y con el corazón estremecido por el sufrimiento que estaba padeciendo el animal, decidieron comunicarlo a las autoridades competentes y denunciar los hechos.
La regiduría de Medi Ambient de l’Ajuntament de Sóller, competentes en la materia, decidieron abrir un expediente y, una vez finalizado el mismo, pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Local de Sóller y de la Guardia Civil.

Finalmente, a fecha de hoy, el animal se encuentra bien y recuperándose poco a poco de las secuelas de tan larga agonía. 

El regidor de Medi Ambient del Ajuntament de Sóller, Joan Ruíz, se lo llevó a su casa y lo cuidó. El alcalde de Sóller, veterinario de profesión, Carlos Simarro fue quien le dio las primeras asistencias.

Varios vecinos y el regidor, durante todos estos días, han sido las personas encargadas de cuidarlo, mimarlo y atender al animal. “Había que darle muchas veces de comer, pero muy poca cantidad. Piensa que el animal estuvo dos meses atado, bajo un sol estival y sólo con agua. Fue una crueldad en toda regla”, concluye uno de los vecinos que se han hecho cargo del animal.

Ahora, el animal será dado en adopción y ya son muchos los vecinos de Sóller que se han interesados. 

Por su parte, el dueño del perro, será sancionado duramente y se enfrenta a una denuncia penal por maltrato animal.

Ahora, el perro, trata de recuperar la normalidad en su vida y se muestra muy agradecido a todas aquellas personas que lo están cuidado y le han devuelto a la vida. 

 

 

Un joven encierra a su perro sin comida durante dos meses en Sóller (noticia publicada el 24 de octubre)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.