La Consejería de Familia y Servicios Sociales, junto con la Fundación Instituto Socioeducativo S’Estel, ha incorporado un nuevo servicio para atender a jóvenes infractores, a través del cual se los prestará la formación y preparación para emancipen. Son los jóvenes que ya casi han cumplido las medidas impuestas por los jueces-sean de internamiento o de medio abierto. La Conselleria dispone de este nuevo recurso, a raíz de la reconversión del Centro de Incorporación Social (CIS), con el objetivo de que estos jóvenes afronten su inserción en la sociedad con herramientas suficientes para evitar la reincidencia. Así lo han informado la consejera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández y la directora general de Familia y Menores, Apolonia Socias, en una visita al centro. Con esta iniciativa, que dará atención a un promedio de 350 jóvenes en el año, se pretende aumentar el grado de incorporación social mediante un itinerario personalizado para cada joven, y que se tenga en cuenta la adquisición de recursos y habilidades personales que mejoren su calidad de vida y su grado de autonomía. Se trata de facilitar su integración social y laboral. El cambio de uso del Centro de Incorporación Social de la Fundación Instituto Socioeducativo S’Estel permite derivar menores o jóvenes por parte de los profesionales de los diferentes centros de internamiento y de los diferentes profesionales de la Dirección General de Familia y Menores a programas que funcionan de manera autónoma y al mismo tiempo coordinada y que son propios de la Consejería. El CIS es, asimismo, un espacio de encuentro donde los jóvenes se pueden dirigir para recibir el apoyo necesario en diferentes ámbitos: formativo, educativo, laboral, etc. para que vayan adquiriendo autonomía y puedan dejar de depender de las instituciones. Así, en sus aulas se llevarán a cabo los cursos y talleres correspondientes a tres programas de apoyo: el programa Con Medida, el PILA y el Programa de Emancipación Integral (PREMIO), que ya existían pero que se verán reforzados con una nueva organización y con la incorporación de un profesional. En este sentido, el hecho de unificar a un mismo espacio los tres programas mejora la calidad de la intervención y la coordinación , de forma que se optimizan las herramientas que se ofrecen al menor para alcanzar su emancipación, su reinserción social y evitar la reincidencia en la infracción cometida. El programa Con Medida consiste en cuatro módulos formativos que incluyen desde competencias básicas ( formación básica, alfabetización, alfabetización informática) hasta habilidades de comunicación para la prevención de la violencia (comunicación, expresión positiva de las emociones, resolución de conflictos, autocontrol …). También incluye técnicas de comunicación para la búsqueda de empleo u otras herramientas transversales como educación para la salud (relación con las drogas y hábitos de vida saludables), educación vial, vida cotidiana y desarrollo personal y educación en valores. El programa PILA dirige hacia la formación ocupacional de los jóvenes, mientras que el PREMIO (emancipación integral) consiste en ofrecer un servicio de atención y apoyo socio que facilite la emancipación a menores y jóvenes que han estado bajo la tutela de la Administración – con medidas judiciales o sin-y que pueden estar en riesgo de sufrir exclusión social o entrar en dinámicas antisociales. Esta reconversión del CIS se ha visto motivada para dar respuesta al cambio de perfil de los usuarios y adecuarse al tipo de medida que interpone el ministerio judicial y fiscal. Como centro de seguridad media / baja, las necesidades existentes como centro de internamiento en régimen abierto y de convivencia ya están cubiertas en las Islas con Es Mussol, de 12 plazas, que es un centro de internamiento con un nivel de vigilancia y contención bajo. Dado el perfil de los usuarios, en estos momentos, basta con un centro de estas características. Más plazas Cabe recordar que, aparte de la iniciativa señalada, atendiendo a los criterios mencionados, también se ha potenciado el régimen de internamente de alta vigilancia y seguridad, de modo que la Consejería de Familia y Servicios Sociales y la Fundación Instituto Socioeducativo S’Estel han llevado a cabo, también, una serie de acciones para incrementar las plazas en este sentido. De esta manera, la reconversión del CIS no ha implicado una merma de estas plazas. Las acciones han sido las siguientes: – Ampliación en 8 plazas Es Pinaret hasta las 46. – Incorporar 7 nuevas plazas de tratamiento terapéutico gracias a un convenio con Proyecto Joven. Así, el número total de plazas existentes para jóvenes infractores, ya sea en régimen cerrado, semiabierto, abierto, terapéutico y de convivencia ha pasado de las 72 existentes la pasada legislatura a las 79 actuales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.