La Guardia Civil en la denominada Operación MOROSO ha procedido a la detención de 5 personas, cuatro de nacionalidad española y otro argentino, como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas, extorsión, detención ilegal, allanamiento de morada, coacciones, amenazas y pertenencia a grupo criminal.
La víctima denunció que arrastraba una deuda de 300 euros tras haber adquirido una cantidad de marihuana para consumo hace tiempo. El vendedor de la droga, que reclamaba una cantidad de 3700 euros debido a los “intereses” de demora, junto al resto de detenidos, amenazaron durante meses al denunciante. llegaron incluso a atarlo a una silla en el domicilio del presunto traficante dejándolo encerrado dos horas, a la vez que le agredían y le amenazaban con hacerle daño a él y a su familia.
Habían llegado a presentarse en su lugar de trabajo para presionarlo. Por último, los autores habían arrebatado a la víctima la llave de su domicilio y tras entrar en el mismo de forma violenta, amenazaron con desvalijarlo si no pagaba.
Ante esta situación, tras poner en conocimiento los hechos en la Guardia Civil de Artá, por parte agentes de esa Unidad se estableció un dispositivo para que la víctima y los extorsionadores organizaran un encuentro para el pago de la deuda, siendo detenidos en ese instante. Uno de ellos portaba en ese momento la llave del domicilio de la víctima y un listado con nombres y cantidades de dinero de otras deudas.
En la vivienda del detenido que vendió la droga fueron hallados gran cantidad de útiles para el cultivo de cannabis.
Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, decretando la Autoridad Orden de Alejamiento a los detenidos respecto de la víctima.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.