Una joven conductora que circulaba borracha por la autopista de Llucmajor sufrió, en la madrugada del sábado al domingo un aparatoso accidente de tráfico con vuelco incluido. Lo milagroso es que, a pesar de la aparatosidad del siniestro, la conductora consiguió salir ilesa del mismo.

El accidente se produjo a las 00,50 horas en la MA-19, es decir, la autopista de Llucmajor. Concretamente en el tramo comprendido entre Ikea y la fábrica de refrescos de la Coca-Cola.

La conductora de un Toyota Yaris, se salió de la vía, colisionó contra las barreras de protección de las obras (muros de plástico de color rojo y blanco llenos de agua) que se llevó por delante más de 25. Finalmente, el coche volcó y quedó anclado en el carril central de la autopista.

Cuando llegó la Guardia Civil y las ambulancias, la mujer había conseguido salir por su propio pie del vehículo y no precisó ser atendida ni trasladada a ningún centro hospitalario.

Los agentes de la Benemérita sometieron a la joven a la correspondiente prueba de alcoholemia y la conductora dio positivo superando, en hasta cuatro veces, la tasa permitida.

El vehículo sufrió y será catalogado como siniestro total.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.